«No sabemos aún cómo la reina se hizo con el vestido»

OTRA FIRMA GALLEGA PARA EL ARMARIO DE LA INFANTA SOFÍA Dolores Domínguez y María Martínez son las diseñadoras de la marca de ropa Lunares en Mayo, con sede en Compostela, que vistió a la hija pequeña de los reyes.

.

Cuando la infanta Sofía enfundada en un vestido gris con mangas abullonadas se bajó del coche oficial en la Carrera de San Jerónimo para acudir a la apertura de la XII Legislatura, el teléfono de Lunares en Mayo comenzó a sonar. La benjamina de la Familia Real se había decantado para su primer acto político por uno de los diseños de Dolores Domínguez (A Pobra do Caramiñal, 1974) y María Martínez (Vilagarcía de Arousa, 1982), las mujeres detrás de esta firma de ropa infantil con sede en una boutique de la compostelana calle Alfredo Brañas. Con esta elección, la moda gallega ganaba un tanto más en el armario real sumándose al gusto de la reina Letizia por Inditex, y de la princesa Leonor y su hermana por Nanos, como se ha visto en la postal navideña en la que posan con ropa de esta última firma.

A día de hoy, sigue siendo un misterio cómo Zarzuela dio con ellas. «Barajamos varias opciones, como la compra on-line o en alguno de nuestros puntos multimarca, pero nada seguro al 100 %, no sabemos cómo se hicieron con el vestido», explica Dolores Domínguez, la directora creativa. Una clienta fue la que les avisó de que la infanta lucía una de sus creaciones, concretamente una pieza de la colección del invierno pasado que ya no está a la venta y que en su versión original llevaba un lazo mostaza en el cuello. «Nos imaginamos que en la elección primó la sobriedad del tejido y del corte y la delicadeza del nido de abeja», asegura María Martínez, la directora comercial.

La infanta Sofía no es la primera cara conocida en lucir uno de sus diseños. Antes, las actrices gallegas María Castro y María Mera ya se habían dejado ver con alguno de sus diseños. «No es que nuestro reto sea vestir famosos, pero cualquier familia estilosa a la que le guste la moda tiene su lugar en Lunares en Mayo», admiten.

La aventura para estas dos gallegas comenzó hace cuatro años. Ambas trabajaban en Inditex, pero dejaron su puesto para lanzarse a por un sueño que compartían. «Llegan momentos en la vida en los que hay que decidir, y este fue uno de ellos», explica Dolores. «Fue una apuesta fuerte en la que nos demostramos que estábamos preparadas para hacer mucho más», asegura María, que apunta también que el cambio entre una gran empresa y ser autónomos fue duro: «Ninguna conocía esta parte del tejido empresarial».

Buscando «un patrón exquisito, actual y elegante» en piezas realizadas por modistas «como las de antes» y sin producciones en cadena, se pusieron manos a la obra para abrirse un hueco en la moda infantil. «Loli ya era madre, yo todavía no, pero no encontrábamos una opción intermedia entre marcas muy de vestir o low cost. Nos gustan los niños bien vestidos, pero que sigan la moda y que no resulten estilismos muy recargados», afirma Martínez.

Poco después de iniciar esta andadura, completaron su línea infantil con una colección para madres. «Y el año que viene habrá algo para los papás», confiesa Dolores que señala: «Siempre estamos pensando en algo más, reinvirtiendo en nuestra empresa e intentando trabajar como un grande, aunque a nosotras nos cuesta mucho más».

No será la única novedad en los próximos meses. En diciembre, su franquicia en Bueu se traslada a Vigo. «El proceso de expansión de la marca pasa por dedicar todo nuestro esfuerzo al proyecto de franquicias», explica María. Eso sí, sin ponerse límites. «Creemos en el trabajo duro y en que los sueños que se persiguen se cumplen». Seguro que la reina Letizia y sus hijas siguen atentas su evolución.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

«No sabemos aún cómo la reina se hizo con el vestido»