¿A qué están enganchados los famosos?

A UNA PLATAFORMA EN LA QUE SON PROTAGONISTAS Quieren estar a la última y parece que Facebook, Twitter o Instagram son cosa del pasado. Ahora usan Vippter, una red digital que se «fabrica» muy cerquita de ti. ¿Dónde? Sígueme y te lo cuento.


Ana Kournikova y Enrique Iglesias están enganchados a Galicia. Aunque parezca extraño esta vez no les hemos seducido por el paladar, pero sí por la tecnología. Y no, no han venido hasta aquí a comprarse el último modelo de iPhone, que podría ser también, sino que la red a la que se han vuelto adictos se controla a tan solo 7 kilómetros de A Coruña. Como ellos, sus cuñados Ana Boyer y Fernando Verdasco, y otros rostros conocidos como Roberto Carlos, Luis Figo, Ariadna Artiles, Paula Echevarría o el gallego Lucas Pérez hace meses que viven, si cabe, más pendientes del móvil. No es para menos. Forman parte de Vippter, una nueva red digital en la que personajes públicos e influencers crean contenidos exclusivos para sus seguidores. Sin ir más lejos, este verano la hija pequeña de Isabel Presley, Ana Boyer y su pareja Fernando Verdasco utilizaron únicamente esta plataforma para desmentir que se fueran a casar cuando otros medios ya estaban pensando dónde se sentaría Vargas Llosa. De hecho, el tenista es uno de los vips con más tirón dentro de esta aplicación, quizás en parte por la cantidad de post que sube a diario. A veces más de cinco.

PARA INFLUENCERS

Manejar Vippter es sencillo. Su funcionamiento es similar al de otras redes que conoces al dedillo. Hay un muro y puedes opinar sobre las publicaciones de otros, pero en este caso, los otros solo son famosos. Claro que ser vip no es tan fácil. No podría ser cualquiera. Solo admiten influencers. Lo siento, ni tú ni yo tendríamos posibilidades. El criterio para formar parte exige un número mínimo de seguidores o followers, pero ni aunque tuvieras una cifra desorbitada tu entrada estaría asegurada. Tiene que haber un equilibrio entre la calidad y la cantidad. Vamos, que puede que en Youtube lo esté petando un vídeo de cómo barrer la cocina que su autor se quedaría a las puertas. Lo normal es que el equipo de Vippter proponga a los candidatos, pero que no os extrañe, ya hubo más de uno que se presentó por su cuenta al cásting.

Hace ya algunos meses que Vippter echó a andar por estas tierras. Tres jóvenes, dos de ellos gallegos, Daniel Fernández y Adrián Rodríguez, y uno madrileño, Gonzalo Calderón, sumaron sus experiencias y posibilidades para lanzar este proyecto. Los dos primeros aportaban sus conocimientos sobre desarrollo y márketing web, -llevaban años especializados en el sector de apuestas deportivas online-, y el tercero contaba con una importante red de contactos del mundo de la moda, arte, televisión o fútbol. Si algo tenían claro es que había una necesidad de rentabilizar las apariciones y publicaciones de los famosos en las redes sociales. Que no son pocas, solo hay que ver la cantidad de marcas que les pagan para que los publiciten a través de sus cuentas. La clave estaba en darle forma. Como si fuera tan fácil. Ahora todos seríamos capaces de montar un Facebook, pero que le digan a Mark Zuckerberg la de chollo que le dio hacerlo de primero. «Había una demanda en el mercado, Twitter, Facebook o Instagram no reparten sus ingresos, nosotros sí. Ayudamos al vip a monetizar el tráfico e interactuar con los usuarios», explica Adrián Rodríguez, uno de los fundadores. Pero además cuando los vips necesiten roce, del bueno, lo pueden tener, ya que esta aplicación les permite tener actividad con sus seguidores. No os imaginéis a Martina Higgings contestando uno a uno a los amantes del tenis, pero sí realizando un encuentro digital o sorteando una de sus raquetas. Porque aquí va una de las grandes diferencias respecto a las redes a las que estamos acostumbrados. Los usuarios de Vippter pueden optar diariamente a grandes premios, o eso me lo parece, porque ir a la final de la Champions League con Fernando Torres y todos los gastos pagados bien lo merece. Y esto es solo un ejemplo de lo que están maquinando para los próximos meses.

Desde que los vips empezaron a moverse por esta nueva red las comparaciones no se hicieron esperar. Una de ellas, que sirve para situarse en este mundo digital en constante evolución, (aunque sus creadores insistan en que es mucho decir para este momento inicial en el que están), insinúa que igual que hace años Facebook nos enseñó a hablar con nuestros amigos de otra manera, luego llegó Twitter para que contáramos lo que nos pasaba en 140 caracteres, y más tarde Instagram para que cambiáramos las palabras por las fotos, ahora entra en escena Viptter. ¿Qué pasará? Que misterio habrá? Alguno que otro sí. La principal novedad de Vippter respecto a otras redes es que no es una red social, porque los usuarios no pueden comunicarse entre sí, solo ver los comentarios que han dejado en la cuenta del famoso al que siguen; sino digital, porque sus protagonistas son generadores de contenidos propios, como explica Adrián. «Es una especie de Hola!, que genera ingresos gracias al contenido que coge de Ana Boyer bien sea una foto, un vídeo o una exclusiva. Es lo mismo, lo único que Hola! tiene periodistas que lo suben y aquí son los propios famosos los que lo hacen».

Y como el que guisa se lo come, el desarrollo y márketing de Vippter se gestionan desde A Coruña, mientras que la parte comercial y atención al vip se realiza desde Madrid. Actualmente cuentan con una plantilla de 55 personas en Oleiros, 15 en Madrid y 5 en México, ya que una gran cantidad del tráfico actual procede de Latinoamérica. Llevan meses trabajando duro para lanzar esta primera versión, aunque lo fuerte vendrá en unas semanas cuando vea la luz la definitiva, que estará preparada para la avalancha de usuarios que se le viene encima, más avanzada y contará con nuevas funcionalidades. Sus fundadores apuntan alto, confían en el potencial de la plataforma para llegar a otros continentes, sobre todo si las negociaciones con artistas internacionales que están llevando a cabo llegan a buen puerto.

La estrategia pasa por conquistar Estados Unidos, Gran Bretaña y Latinoamérica, lo que sin duda incrementará los casi 100.000 usuarios registrados que tienen a día de hoy. Su meta es llegar a los 2 millones en dos años.

De cumplirse sus objetivos, sería fácil adivinar lo que supondría para Galicia contar con la sede de un gigante así, porque sus directores descartan, aunque den el pelotazo, trasladarse a la capital. De momento van paso a paso, sobre seguro, para algún día dar el salto con los grandes. Que no se crean, ya lo han pensado. Dentro de 5 años. ¿Por qué no? Mientras, siguen a lo suyo con una filosofía clara: constante innovación, ser mejor que el otro y cuidar al usuario. A ti, que mientras pasas página ya te estás descargando la App.

3 sencillos pasos para ser uno más

1. Únete

Solo tienes que descargarte la aplicación y registrarte. Un dato importante: solo optas a ser seguidor, nunca vip. Los famosos los seleccionan desde la plataforma y tienen que contar con un mínimo de seguidores, y que sean de calidad. No vale cualquiera.

2. Busca

Rastrea el universo online para fichar a tus ídolos. Futbolistas, modelos, actores, como Roberto Carlos, Malena Costa o Mario Vaquerizo? son muchos los que ya forman parte. Actualmente 130, pero esto no ha hecho más que empezar. Prometen nuevas incorporaciones en breve.

3. Participa

Y consigue premios a través de los retos, sorteos y concursos que se ponen en marcha diariamente. Podrás hacerte con objetos personales de tus ídolos o viajar con ellos a competiciones internacionales con todos los gastos pagados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

¿A qué están enganchados los famosos?