El nuevo Felipe II es gallego


Lo tiene claro. «Sí, es el papel más importante de mi vida». Un actor gallego, Adrián Castiñeiras, está rodando una de las producciones de mayor envergadura de estos últimos años. Se habla de que cuenta con uno de los presupuestos más altos de la historia de la televisión. Reinas. Virgen y mártir, que así me dicen que se va llamar la ficción, está centrada en la historia de Isabel I de Inglaterra, María Estuardo, reina de Escocia, y Felipe II, papel que interpreta este coruñés de 34 años. «Siempre se le presentó como un hombre oscuro, débil, muy religioso... Incluso se llegó a dudar de su capacidad mental. Pero aquí se le da una vuelta a su imagen y aparece un Felipe II presumido, mujeriego, fuerte e inteligente, más acorde con lo que en realidad fue», destaca Adrián entre grabación y grabación.

RODAJE EN INGLÉS

Otro aspecto curioso de esta serie, coproducida por TVE y una cadena británica, es que se está rodando íntegramente en inglés. «Querían actores que dominasen el idioma y esa fue una de las claves para que me escogiesen. En Galicia me abrió puertas el gallego y ahora me las abre el inglés», apunta sonriente Adrián, que se formó en Madrid y en Nueva York, donde estuvo tres años. El rodaje comenzó en agosto y se prolongará como mínimo hasta diciembre. Casi seis meses para seis capítulos, lo que da una idea del nivel de la serie que será estrenada en horario prime time el año que viene. El nuevo Felipe II es gallego. «Me encanta la historia. Mi padre es un apasionado y lleva toda la vida hablándome de episodios históricos. Me compré una biografía enorme de Felipe II para saber todo del personaje», comenta Adrián, que compagina este destacado trabajo con un proyecto personal. «Es un cortometraje escrito por mí y que va a dirigir Fernando Tato. Se va a llamar Uganda», avanza el que está llamado a convertirse en uno de los rostros importantes del 2017.

LA BODA DE JAVIER VEIGA

Por la entusiasta forma de hablar de sus proyectos Adrián me recordó a Javier Veiga, otro polifacético gallego que esta semana fue protagonista no por un estreno teatral, sino por su glamurosa boda con una colega de profesión, Marta Hazas, habitual en series y en programas de televisión como El Hormiguero, donde estuvo esta misma semana de promoción de la serie Velvet pocas horas después del sí quiero. Por el momento la luna de miel tendrá que esperar. El enlace fue en Santander, la tierra de la novia, pero estoy seguro de que si hubiese decidido Javier se decantaría por su tierra, O Grove. Recuerdo que hace un par de años me contó que en el DNI todavía conserva la dirección del restaurante Posada del Mar, al principio del puente hacia la isla de A Toxa. El local, que ya está cerrado y que en su día fue un referente por su apuesta por los mariscos y pescados de calidad, era propiedad de su familia. Por allí pasaron personajes famosos como Julio Iglesias y casi todos los grandes clientes del Casino. El actor, que echaba una mano en el negocio cuando era un chaval, llegó incluso a plantearse estudiar hostelería. Afortunadamente tomó otra dirección profesional, aunque mantiene el gusto por la gastronomía y le gusta conocer lugares donde se come bien. Es todo un experto. Me acordé de O Grove cuando vi al hijo de Adela y Suso Veiga del brazo de Marta Hazas saliendo del palacio de la Magdalena. El tiempo pasa para todos, también para Javier Veiga, que abandonó la soltería ya cerca de cumplir los 44.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El nuevo Felipe II es gallego