West Side, el nuevo sueño de Nueva York

Adriana Rey

YES

INTERNET

EN EL CORAZÓN DE MANHATTAN Nueva York apuesta ahora por la zona oeste de la isla. Entre sus proyectos más importantes está el espectacular parque flotante del antiguo muelle 54 sobre el río Hudson y la miniciudad conocida como Hudson Yards, la mayor apuesta inmobiliaria en la historia de EE. UU. La inversión supera los 12.130 millones de dólares.

10 ene 2020 . Actualizado a las 12:53 h.

Dependiendo de a quién pregunten, les hablarán de mala fortuna, o simplemente de coincidencias que hacen a las historias dignas de ser contadas. Y esta es una de ellas. La fuerza del pasado susurra en cada uno de los rincones que rodean al muelle abandonado. Es el muelle 54 de la isla de Manhattan, en Nueva York. Aquel en cuyo arco de entrada todavía se puede leer el nombre de dos de las compañías navieras más importantes de la historia: «Cunard» y «White Star». Ambas unidas por la tragedia a comienzos del siglo XX y propietarias del Titanic y Lusitania.

«El Titanic se hunde cuatro horas después de golpear con un iceberg», tituló The New York Times su portada, el 16 de abril de 1912. Un día después, el barco más grande del mundo, el «insumergible», tenía que haber llegado a Nueva York pero en su lugar, el muelle 54 dio cobijo al navío RMS Carpathia con 705 de sus supervivientes a bordo.

Tres años más tarde, aquel rincón del río Hudson volvió a ser protagonista de la tragedia. Fue el 1 de mayo de 1915 cuando desde el mismo muelle zarpó el trasatlántico Lusitania. Seis días más tarde, el lujoso navío se hundió tras ser atacado por un submarino alemán. Murieron casi 2.000 personas y la ofensiva desencadenó la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial.