Piénsatelo antes de cortar la etiqueta

MUCHOS CORTAMOS POR LO SANO Antes de leer la etiqueta en una prenda. Literalmente. Pero, ¿sabemos qué significa ese triángulo que traen algunas?, ¿y el círculo que aparece dentro de un cuadrado? Si crees que estás sufriendo un déjà-vu con el Código Da Vinci, deberías pararte a leer.


La sociedad vive en continuas disyuntivas. Incluso los más hipsters tienen que elegir entre batido de quinoa o de kiwi y jengibre. Y hoy, queridos lectores, queremos que, después de leer este artículo, os planteéis acogeros a ese selecto grupo de personas que no cortan las etiquetas de Inditex.

Sí, hay un sector de la población que convive con largas tiras de tela rozando diferentes partes de su cuerpo y le da igual. Incluso hay quien, por raro que parezca, se para a leer esos mensajes cifrados de los que la mayoría prescindimos el mismo día que compramos una prenda a golpe de tijeretazo. Y eso de que más vale maña que fuerza no siempre se aplica al etiquetado de la ropa, que alguno parece estar hecho de auténtica piedra caliza. ¿Quién no ha tenido que tirar de las tijeras del pescado alguna vez para deshacerse de las etiquetas? Pues de ahora en adelante igual nos lo pensamos dos veces o, al menos, habilitamos una cajita para guardarlas como oro en paño.

IGUAL EN 91 MERCADOS

En Inditex, estos trozos de tela de entre 5 y 10 centímetros -y que suelen venir en tandas de mínimo tres tiras- cumplen un rol fundamental para que la gestión interna de la empresa sea la adecuada. Como explica el departamento de Comunicación de Inditex, «las etiquetas interiores de nuestra prendas son las mismas para los 91 mercados en los que operamos, por lo que deben cumplir con la legislación específica de estos países, que regula no solo el contenido informativo, sino también otras cuestiones como la localización de la información». Pero, por supuesto, esto no es todo. Los datos de las etiquetas incluyen también los de composición y fabricación del producto. Ni trampa ni cartón, vamos. «Y toda la información que nuestros clientes necesitan para un cuidado correcto de cada prenda». Que si se te estropea un jersey a los tres lavados nada de echar balones fuera antes de tiempo; corre a la parte interior de la prenda, respira hondo y vive una nueva experiencia leyendo algo que, si te habitúas a hacerlo, dejará de parecerte un jeroglífico.

ICONOS ESTÁNDAR

Y, si por fin te lanzas a esta aventura, has de saber que todos los iconos que aparecen en las etiquetas de Inditex para preservar el cuidado de las prendas siguen un estándar para los diferentes mercados. Así, dará igual que la cazadora amarilla de Zara te la hayas comprado en la Gran Vía de Vigo o en Estocolmo, ya que a la hora de conservarla los símbolos serán idénticos.

A pesar de que en la preparación de este artículo he intentado -malditas tijeras- revisar las etiquetas de la ropa que llevaba puesta, todavía me queda una duda sobre si darle corriendo a like a la página de Facebook de «Señoras que se saben de memoria los iconos de las etiquetas». Sobre todo por una razón. ¿Podré entonces seguirme riendo de frases como: «Con la etiqueta de un cojín de Ikea me he hecho dos sábanas bajeras y una funda para el nórdico», o «me compré una manta en Zara, pero no la uso: me tapo con las etiquetas?». Mientras me lo planteo echo un vistazo a san Google. ¡Pero cuánta gente quiere saber qué significa un triángulo en una etiqueta y un cuadrado dentro de un círculo! Si es que esto parece más un foro del Código Da Vinci que una consulta sobre cómo hacer la colada. Pero, tranquilos, yo os lo aclaro antes de que acabéis con vuestros vaqueros favoritos. Si la etiqueta tiene un triángulo es que se puede lavar con lejía. Y en el caso del cuadrado que incluye un círculo, que la prenda se puede meter en la secadora. Hasta vuestra próxima compra, todo bajo control.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Piénsatelo antes de cortar la etiqueta