Esta Paloma gallega quiere volar alto


Hacía tiempo que no veía gente tan nerviosa. Invitado por Hijos de Rivera, acudí como jurado a la final del concurso de tiraje de cerveza que se celebró en el Hostal de los Reyes Católicos, un marco difícil de igualar en Galicia para la celebración de cualquier evento. Los cinco finalistas temblaban tanto que lo pasé mal viendo, por ejemplo, como la única mujer del quinteto tiraba una copa sobre nosotros, los del jurado. Después les hablo más de esta competición de tirar cañas que es más complicado de lo que puede parecer. Antes les cuento que hay una gallega que quiere ganar el título de mejor bailarina de España. Es la única representante de nuestra comunidad en un nuevo programa-concurso-reality que estrena el lunes Antena 3 bajo el título de Top Dance. La chica se llama Paloma Vázquez Muiños, tiene 21 años, estudia Magisterio de Primaria y, por supuesto baila, en la escuela Danzade, Estudio de danza. También es profesora en el centro cívico de San Diego de A Coruña. Cuentan desde la productora del espacio que al principio entran 24 aspirantes de los que serán seleccionados para incorporarse a la academia 16. «Los dos primeros programas están grabados y los siguientes serán galas en directo», explican. Paloma se enteró del tema por una prima que vive en Madrid y mandó un vídeo que le ayudó a grabar su madre. Su desparpajo y experiencia sobre la pista, a pesar de su juventud, convencieron enseguida a los responsables del cásting. Ahora solo falta por saber si supera la primera fase.

CENTÍMETROS DE ESPUMA

Gustavo Rey, de la cervecería Encontro de Ribadumia y natural de Barrantes, fue al que menos le tembló el pulso en el concurso del que les hablaba al principio. En un minuto y veinte segundos los candidatos tenían que servir una cerveza 1906 y dos cañas. ¿Qué se valora? Pues no hay uno o dos parámetros sino 24. Por ejemplo, que en las cañas se aprecien los tres niveles de espuma (3 centímetros) y que sea similar en ambas. Coger la copa siempre por el pie (no lo hizo nadie), usar el mojacopas antes de empezar a servir la cerveza dando un pequeño toque de agua y no un lavado completo como hacen en muchos sitios? Lo dicho, hay cantidad de detalles que se deberían cuidar y que, por desgracia, en muchos casos no se llevan a la práctica. «Es difícil cambiar la mentalidad de algún hostelero que dice que lleva toda la vida sirviendo igual la caña y que ahora no va a variar la manera de hacerlo», me comenta un experto en la materia. En unos días tanto el ganador como los tres siguientes clasificados acudirán a la final nacional. «De otras autonomías van dos representantes por cada una y cuatro de Galicia», informa Fernando Iglesias, de la cervecera promotora del certamen, apasionado de este mundo y conocedor de todo lo que uno se puede imaginar de una cerveza. Bailar como Paloma Vázquez es casi imposible, pero servir una caña bien es solo cuestión de aprender los principios básicos y hacerlo con un poco de gusto.

Por Pablo Portabales Periodista

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Esta Paloma gallega quiere volar alto