Christina Rosenvinge canta sus versos sáficos en el hall del Auditorio Mar de Vigo

La Voz VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Oscar Vázquez

La compositora madrileña desgranó su último disco

15 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Aunque finalmente no llovió ayer tarde en la ciudad, el concierto de Christina Rosenvinge se desarrolló en el hall del Auditorio Mar de Vigo. La compositora madrileña llegó al auditorio de Beiramar con la misión de explicar quién fue Safo de Lesbos y por qué trascendió su obra, realizada hace 2.500 años. Y lo hizo desde la intimidad lírica que merece la revisión de la poesía de la décima musa, tal como la definió Platón.

Acompañada por Amaia Miranda, en la guitarra, Irene Novoa, en el bajo, los teclados y a los coros y de Xerach Peñate, en la batería, Christina Rosenvinge interpretó las canciones que componen Los versos sáficos, su más reciente trabajo discográfico, en el que, desde la perspectiva del pop contemporáneo, navegó por la tradición mediterránea para satisfacción del público asistente al concierto.

Y cumplió su objetivo, porque Christina Rosenvinge afrontó la misión de devolverle la música a los versos escritos por aquella griega que vivió antes de que se construyera el Partenón. La artista dio rienda suelta a su imaginación porque, como dijo cuando presentó el disco, con las canciones que lo componen ha querido jugar a su antojo con los versos y con el espíritu de Safo.