Aplazan el juicio a un conductor kamikaze ebrio y drogado que causó 5 heridos en la AP-9 porque no hubo pacto con el fiscal

E. V. PITA VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Aviso de radar de tramo en la autopista AP-9 en Vigo.
Aviso de radar de tramo en la autopista AP-9 en Vigo. Oscar Vázquez

El acusado afrontaba 5 años de cárcel en Vigo pero descartó declararse culpable. Circuló cinco kilómetros por la autopista

21 may 2024 . Actualizado a las 15:01 h.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Vigo ha aplazado este martes el juicio a un joven conductor de 35 años que, supuestamente, causó cinco heridos tras provocar una colisión múltiple en la autopista AP-9, porque a última hora no hubo pacto con la Fiscalía. A las puertas del tribunal, los abogados del acusado renunciaron a firmar el acuerdo siguiendo las instrucciones de su cliente y la sesión se suspendió. El Ministerio Público pide cinco años de cárcel para el conductor y le reclama que pague a una víctima más de 20.000 euros en indemnizaciones.

El implicado fue condenado en Vigo en el 2019 por circular ebrio. El día del accidente del 2022 casi cuadriplicaba la tasa de alcohol y conducía drogado con cocaína y THC (cannabis). La Fiscalía le acusa de un delito de conducción temeraria con manifiesto desprecio por la vida, con la agravante de reincidencia y de cinco delitos de lesiones. Afronta además una multa de 7.200 euros. El fiscal también propone diez años de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores.

La colisión múltiple fue a las seis y media de la madrugada del 20 de noviembre del 2022. El acusado circulaba en un Mercedes Clase A 170 CDI, propiedad de una empresa de inversiones, tras consumir cocaína, THC y bebidas alcohólicas. Salió de Vigo y se metió en la autopista AP-9 por los carriles destinados al sentido contrario de la circulación. Para ello tuvo que efectuar en el acceso una maniobra marcha atrás y girar para colocarse en sentido contrario. Unos peatones le avisaron de la irregularidad. Según la Fiscalía, puso en peligro a los ocupantes de los vehículos que circulaban en sentido correcto, a la alta velocidad permitida por el tipo de vía y sin esperar encontrarse con vehículos que circulasen por su misma calzada en sentido contrario al estar prohibido.

El acusado continuó la conducción durante al menos cinco kilómetros, sin rectificar su conducta al cruzarse con sucesivos vehículos. Chocó con una furgoneta, la cual salió despedida y se empotró contra un Renault Clio y un BMW 116 D. Este a su vez, colisionó de rebote contra furgoneta Citroën Jumper. La colisión múltiple se saldó con cinco heridos.