La búqueda del biólogo desaparecido tras la colisión de dos barcos en las Galápagos cumple 72 horas sin resultados

Alejandra Pascual Santiago
A. Pascual VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Faustino Riveiro, de 53 años, trabaja a bordo del Canaima, que colisionó con el buque Ría de Aldán
Faustino Riveiro, de 53 años, trabaja a bordo del Canaima, que colisionó con el buque Ría de Aldán C

La empresa de Faustino Riveiro, venezolano hijo de vigueses, contratará un abogado para investigar lo ocurrido en el impacto del atunero de Wofco contra el Canaima

20 may 2024 . Actualizado a las 07:37 h.

Las labores de búsqueda del biólogo desaparecido el día 15 a 240 millas de la isla de San Cristóbal de las Galápagos no dio resultados transcurridas 72 horas. Faustino Riveiro Cabrera viajaba como observador en el Canaima, que recibió el impacto de otro atunero de la empresa redondelana Wofco, el Ría de Aldán, en circunstancias que todavía no han sido aclaradas. El operativo de rescate desplegado en la zona del naufragio por la Armada de Ecuador ha cumplido tres días localizarlo.

La Comisión Internacional del Atún Tropical (CIAT), empresa en la que trabajaba el biólogo, le ha comunicado a su mujer que va a contratar a un abogado para investigar lo ocurrido y recabar datos de las tripulaciones que protagonizaron el accidente marítimo. Fuentes de la familia indican que las primeras informaciones desmienten que Faustino Riveiro, que nació en Venezuela hace 53 años y es hijo de vigueses, por lo que tiene la doble nacionalidad, volviera a subirse a su barco cuando el resto de los miembros del Canaima habían sido rescatados por el Ría de Aldán.

Riveiro es un cualificado profesional con más de treinta años de experiencia en la CIAT. La familia no entiende que dos barcos con tecnología moderna de luces y radares sufrieran una colisión y tiene intención de buscar asesoramiento jurídico para esclarecer el naufragio. La compañía gallega Wofco compró el Ría de Aldán el pasado año y lo reformó en el astillero Nodosa.

La Armada de Ecuador desplegó la lancha guardacostas San Cristóbal, un helicóptero y otras embarcaciones en el entorno de Punta Pitt, la zona del naufragio. El operativo de rescate, que recibió el apoyo de embarcaciones próximas que trabajaban en el lugar, no ha dado frutos. La última vez que su mujer pudo hablar por teléfono con Faustino fue el día 14 por la noche. Fue la CIAT la que comunicó un día después a Shirley Ocque que su marido había desparecido.