El dueño del pub Posada de Las Ánimas gana la batalla por su marca en España

e. v. pita VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Adaptación del antiguo Hospital Xeral como la Cidade da Xustiza, realizada por Alfonso Penela Fernández
Adaptación del antiguo Hospital Xeral como la Cidade da Xustiza, realizada por Alfonso Penela Fernández

Condenan a un local de Salamanca a pagar un canon de 500 euros al mes

01 mar 2024 . Actualizado a las 19:09 h.

La empresa 101 Muelles SL, dueña de la marca Posada de Las Ánimas y titular de la licencia de actividad del local de Vigo, ha ganado la batalla para defender su marca que usan locales de ocio nocturno repartidos por toda España. Madrid, Salamanca, Valencia, Boiro, Vigo o Jaén son algunos de los lugares donde hay locales con ese nombre. Su logo es la figura de un angelito. Su última victoria la ha logrado en la Sección número 28 de la Audiencia de Madrid, que en una sentencia del 24 de noviembre del 2023 ha condenado a un pub-discoteca de Salamanca por el uso indebido de su nombre desde el 2018.

La propietaria de la marca puso como ejemplo un contrato del 2017 por el que el local Posada de las Ánimas de Vigo, situado en la plaza de Compostela, le abona un canon mensual de 500 euros. En el caso de Vigo hubo un incumplimiento del contrato y una sentencia en Madrid condenó al antiguo titular de la marca, Luca Spain SL, a pagar 3.500 euros.

La empresa alegaba que el pub de Salamanca, pese a que le había hecho requerimientos, había realizado actos de violación de marcas y pedía que eliminase ese nombre de su publicidad, de las webs y de las redes sociales. Recordaba al tribunal que su marca estaba siendo utilizada por otros establecimientos y «tiene gran prestigio dentro del gremio de la hostelería».

Para probar lo que cobraba de canon, mostró un acuerdo firmado con el local Posada de las Ánimas de Vigo. Sin embargo, el demandado replicó que la marca se ha venido utilizando por numerosos negocios de hostelería pero «nunca se ha abonado un precio por ello». Insiste en que tampoco se ha acreditado que el resto de los establecimientos abonen cada uno de ellos el citado canon de 500 euros mensuales por el uso de las marcas. Recalcó que el local de Salamanca ya usaba esa marca desde el 2000 a título gratuito. Y recordó que en el caso de Vigo no hubo más operaciones entre el 2017 y 2021.

La demandante mostró fotos de prensa de la discoteca de Salamanca de su puerta, de webs y de Facebook. El tribunal le dio la razón a la empresa porque el local siguió usando los signos distintivos a pesar de los requerimientos del dueño de la marca.

Otros locales, como el de Vigo, también fueron requeridos. Esto se debe a que 101 Muelles SL compró la marca a su antiguo titular Luca Spain SL, que tenía el local de Vigo. A raíz de la adquisición de la marca por el nuevo propietario, se requirió al antiguo titular para que dejase de utilizarla, lo mismo que su signo distintivo.