Una de cada cinco estaciones de servicio ofrece ya combustible más baratos que las multinacionales

VIGO CIUDAD

Todas las marcas están certificadas por una entidad independiente acreditada a nivel nacional

07 feb 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Con la apertura de Galea en la calle Tomás A. Alonso, ya ascienden a once las gasolineras de bajo coste que existen en Vigo, de un total de más de 60 estaciones de servicio que hay en la ciudad.

Galea le hace la competencia directa, por proximidad, al grupo Petroprix, que se anticipó en la zona cercana a los astilleros abriendo en Ramón Soler (junto a la fábrica de la Artística).

Petroprix tiene otra instalación en la carretera de Baiona, en la avenida de Ricardo Mella. Se encuentra a pocos metros de otra gasolinera de bajo coste, de la marca Plenoil, que cuenta en total con cuatro en las zonas de Moledo, Gandarón, Florida y la mencionada de Ricardo Mella. Autonetoil tiene otra en el número 145 de la avenida de la Florida. Hay dos más en la carretera de Camposancos bajo las marcas Ballenoil y Las Palmeras y, por último, la del Alcampo de la avenida de Madrid, que fue la pionera en bajar costes gracias al músculo financiero de la red de hipermercados.

A la hora de la verdad no existen grandes diferencias entre los combustibles, aunque los expertos quizás puedan apreciarlas. Casi la totalidad del que se comercializa en España proviene de las ocho refinerías que procesan uniformemente el petróleo importado, tanto gasolina como diésel. Posteriormente, este combustible es distribuido a todas las marcas a través de los tanques de CLH que están en la carretera del campus vigués. Todos los surtidores, sea cual sea la marca, están sometidos a unos exhaustivos y periódicos controles realizados por una empresa independiente y certificada por la Entidad Nacional de Acreditación.