El juzgado amenaza con multas al Ayuntamiento de Vigo por no dar información del montaje de Navidad

J. R. VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Oscar Vázquez

Es el mismo que ya apercibió al Concello por negar documentos del concierto de los Gus N'Roses en Balaídos

22 ene 2024 . Actualizado a las 17:23 h.

Hay dos asuntos judicializados contra el Ayuntamiento de Vigo que tensan especialmente al gobierno local, y en ambos casos se da la coincidencia de que autogenera una imagen de opacidad de sí mismo al no facilitar la información que le requiere el poder judicial sobre estos dos procedimientos para avanzar en sendas causas. A mayores, la imagen de ocultación deliberada de información se agranda cuando la oposición municipal acusa al equipo de Abel Caballero de negarle también esa información. El último requerimiento judicial se tramitó el lunes y se entregó a las partes personadas esta semana. Lo firma el Juzgado Contencioso Administrativo número 2 de Vigo en el contexto de la denuncia presentada por la Asociación de Vecinos Vigo Centro por inseguridad en el montaje navideño de las luces, atracciones y ocupación con otros elementos de la vía pública.

«Reclamo nuevamente y por segunda vez» el expediente administrativo sobre el montaje de las luces de Navidad, dice el juez en su escrito, en el que recuerda que, de persistir en su actitud, la Administración local se expone a una multa que va de los 300 a los 1.200 euros.

El otro asunto judicializado que intranquiliza al gobierno de Abel Caballero está relacionado con el concierto de los Guns N'Roses en Vigo el año pasado. Las promotoras del directo, Sweet Nocturna y Live Nation Black Star, demandaron al Ayuntamiento por no abonarles los 1,9 millones de euros que habían pactado por celebrar la actuación en Balaídos.

Se da la casualidad de que ambos asuntos se tramitan en el mismo juzgado contencioso administrativo de Vigo. Por lo que el requerimiento sobre los los Guns N'Roses —también bajo amenaza de multa por no enviar información— lo firma el mismo juez que advirtió de posibles sanciones al Concello por no enviar la documentación sobre el montaje de la decoración navideña. Está por ver hasta dónde llega el Ayuntamiento en este pulso contra un mismo juez.

El contencioso administrativo por los adornos navideños se presentó antes del encendido de las luces, en noviembre. Denuncia el ruido e inseguridad causados por las atracciones navideñas. La denuncia se dirige contra una resolución de la secretaría del Ayuntamiento que prorrogaba la autorización de dominio público a la Agrupación de Empresarios en la Organización de Eventos, Ferias y Mercados (AMFE) para que monte la feria y las atracciones. El escrito prolongaba el permiso para ocupar la calle, a pesar de que faltaba todavía mucha documentación para que pudiera montarse y funcionar correctamente el mercadillo. Por eso, la asociación de afectados pedía en noviembre al juzgado que emplazase al Ayuntamiento para entregar el expediente y adoptar medidas cautelares que permitieran cumplir las medidas de seguridad en el mercadillo que, en noviembre, sostiene la denuncia, «no se estarían cumpliendo». La realidad, ya encarrilando el final de enero, es que esa documentación sigue sin llegar a los vecinos del colectivo legítimamente constituido, y el Ayuntamiento tampoco se la facilita al poder judicial, obligado a reclamarla por segunda vez.

A mayores de este contencioso administrativo, la asociación vecinal inició otro procedimiento por la vía penal contra el Ayuntamiento. El relato acusador empezó el 1 de diciembre con el caos de circulación vivido en la ciudad por la saturación de coches o voluntarios regulando el tráfico que tendría que asumir la Policía Local, pero que por falta de agentes le resultaba imposible. La denuncia contra el Concello es por delitos contra la seguridad vial, usurpación de funciones y lesiones imprudentes.

Alba Novoa, portavoz de la Asociación Vigo Centro: «Los vigueses tenemos que recuperar nuestra vida»

El alarde lumínico que alumbra el centro de Vigo entre finales de noviembre y mediados de enero ha dado paso a otra polémica una semana después de oficializarse el apagón de las leds. Hay calles del centro que siguen inutilizadas por la ocupación de elementos decorativos que no tienen precisamente un tamaño pequeño. «Los vigueses tenemos que recuperar nuestra visa, ya es hora, y también nuestras calles», explica Alba Novoa, portavoz de la Asociación de Vecinos Zona Centro de Vigo.

Novoa cita algunos casos, como las casetas que hay en la Alameda, la estrella y el muñeco que pueden verse en García Barbón, o el castillo de luces instalado en Policarpo Sanz. «Estamos a 20 de enero y todavía siguen ahí, no se entiende», añade la portavoz del colectivo vecinal. A mayores, pone de ejemplo la situación de la calle Colón, con la noria de grandes dimensiones todavía montada: «El ruido que genera tanto su montaje como desmontaje, al colocar y sacar los tornillos, es demasiado molesto».

La Asociación de Vecinos Zona Centro de Vigo valora muy negativamente el papel del Ayuntamiento al desoír el requirimiento judicial para entregar documentación. «Nos pasa a nosotros y a los promotores del concierto de los Guns N'Roses... entenemos que en lo nuestro lo mandarán, pero a ver si lo envían completo y no tenemos que reclamar el resto», advierte Gago.