Escotet: «Hemos aparcado la búsqueda de un socio industrial para Nueva Pescanova»

VIGO CIUDAD

Escotet confirmó que de momento está aparcada la búsqueda de un socio para Pescanova
Escotet confirmó que de momento está aparcada la búsqueda de un socio para Pescanova M.Moralejo

Abanca, que financia ya a 350 emprendedores tecnológicos, invertirá más de 15 millones de euros en remodelar su sede de Vigo, donde creará una planta para potenciar las start ups

31 oct 2023 . Actualizado a las 22:05 h.

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha descartado la búsqueda de un nuevo socio industrial para Nueva Pescanova, empresa controlada por el banco, después del fracaso de las negociaciones con Cooke Seafood, la empresa americana que estaba dispuesta a comprar el 80 % de las acciones pero que finalmente ha dado marcha atrás. Las negociaciones comenzaron en abril y se rompieron a finales de verano.

Escotet ha manifestado: «Hemos aparcado la búsqueda de un socio industrial, vamos a confiar en el trabajo del nuevo consejero delegado Jorge Escudero, que va a realizar un plan estratégico. Siempre habrá tiempo para buscar. La empresa va bien». Así lo señaló Escotet en la presentación de la nueva sede de Abanca en el corazón de Vigo.

«Francamente, nos ilusiona todo el proceso en el que actualmente nos encontramos», ha continuado explicando Escotet sobre Nueva Pescanova. «Creemos que es una manera de crear más valor, de preservar el empleo, de preservar el futuro de la compañía, que para nosotros, sabiendo el valor que tiene para la región, y especialmente para esta ciudad, ha sido nuestra prioridad y por eso hemos comprometido la inversión que hemos efectuado en los últimos años», ha manifestado.

Abanca, socio mayoritario de la pesquera, con más del 97% de las acciones, inyectó el pasado enero 70 millones de euros en Nueva Pescanova para «reforzar los fondos propios de la compañía y robustecer la ejecución de su plan estratégico», tal y como explicó en su momento la compañía. Más tarde, el pasado abril, se dio prácticamente por hecha la venta del 80 por ciento de Nueva Pescanova a la pesquera canadiense Cooke. En junio las negociaciones continuaban «pero sin prisa» y en septiembre Jorge Escudero asumió el puesto de consejero delegado en sustitución de Ignacio González, quien renunció por razones personales en mayo, en plenas negociaciones para la venta de la compañía al grupo canadiense Cooke.

El «empeño» de Abanca, ha dicho hoy Escotet, es sin embargo seguir como hasta ahora: «No cejamos de ningún modo en continuar lo que estamos haciendo, convencidos de que la empresa irá por buen camino», ha afirmado sobre la pesquera. Escotet también ha anticipado que, a la vista de los resultados comunicados ayer, lunes, por la entidad, el 2023 será un año especialmente bueno para el banco. «El último trimestre prefija francamente mejor inclusive de lo que originalmente habíamos estimado, de manera que todo apunta a que 2023 va a ser en su conjunto un año fantástico», ha dicho el presidente de Abanca.

La entidad va remodelar durante el próximo año el edificio de la antigua Caja de Ahorros de Vigo construido en 1953 y que ha sufrido sucesivas reformas. En la que está proyectada se van a invertir entre 15 y 20 millones de euros en un proyecto que van a asumir varios estudios de arquitectura. Las obras se acometerán a lo largo del 2024 con la idea de inaugurarlas en el año 2025. Previamente tendrá que presentar el proyecto al Concello de Vigo que ha estado representado en la presentación por el alcalde, Abel Caballero y la concejala de Urbanismo, María José Caride.

Escotet ha recordado que Abanca esta creciendo después de la adquisición de Targo Bank con 11.000 clientes nuevos cada mes y que esperan seguir mejorando al rentabilidad con vistas a final de año y los próximos ejercicios. También ha advertido que los clientes deben ser prudentes con sus claves a la hora de usar las herramientas tecnológicas porque el banco, como todas las empresas, sufre ataques aunque invierte mucho en reforzar su seguridad tecnológica.

El consejero delegado Francisco Botas, ha señalado que la remodelación del edificio central de Vigo que tiene una cubierta de ondas como la de Balaídos (como ha apostillado Caballero), es una reforma ambiciosa de 31.000 metros cuadrados para abrir a los ciudadanos e inversores la sede del banco en la avenida García Barbón de Vigo. La remodelación supone la implantación de un vivero para empresas emergentes, start ups y consultores, y en el que tendrán especial cabida las empresas relacionadas con la pesca y consultoras, como ha señalado Botas. «Vamos a abrir una planta para start ups», ha destacado, precisando que Abanca ha atendido hasta el momento a 350 compañías emergentes en el programa Abanca Innova, que tendrá su sede en la primera planta remodelada. La reforma del edificio no supone cambiar su aspecto exterior en un inmueble que tiene bajo, entresuelo, nueve alturas y bajo cubierta que actualmente está en desuso.

Las obras supondrán la reconversión de los despachos en espacios aún más diáfanos en los que se podrá interactuar con los clientes. Esta zona para empresas emergentes financiadas por el banco tendrá 6.000 metros cuadrados en la primera planta. También se modificará el auditorio actual para abrirlo más a la sociedad viguesa, aunque se mantendrá el actual número de butacas que es de 140. Botas ha destacado que Abanca tiene 321.000 clientes en el área de Vigo y que en la sede de Vigo trabajan 500 profesionales.

Caballero ha recordado que en la antigua sede de la caja se montaba un gigantesco belén en el vestíbulo y ahora «lo monto yo».