El acusado de asesinar a su vecina en Vigo por hacer ruidos afrontará 18 años de cárcel

E. V. Pita VIGO

VIGO CIUDAD

M.MORALEJO

El juicio por el acuchillamiento en la calle Zamora será con jurado popular

14 oct 2023 . Actualizado a las 01:12 h.

El hombre acusado del asesinato de su vecina en la calle Zamora se sentará la próxima semana en el banquillo de la Audiencia en Vigo para enfrentarse a una petición de 18 años de cárcel y al pago de indemnizaciones a los familiares de la víctima María Jesús Cruz Fernández, vecina de Toén, y con una hija y un nieto.

El juicio por jurado comenzará el próximo martes, día 17, en la quinta sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, y durará cuatro días, hasta el viernes. El tribunal del jurado ocupará la macrosala de la Cidade da Xustiza de Vigo.

El crimen ocurrió en octubre del 2022. El supuesto autor, un electricista a punto de jubilarse anticipadamente, vivía en un estudio situado en calle Zamora de Vigo, a dos puertas del apartamento en el que residía la víctima. El día 23, a las 20.08 horas, el acusado se encontró a su vecina por casualidad en la calle, junto al portal, donde tuvo una breve discusión con ella. Entró de nuevo, a las 20.12 horas, y subió a su apartamento.

Según la Fiscalía, el acusado la esperó dentro de su apartamento con un cuchillo rojo con una hoja de 20 centímetros de largo y 4,3 centímetros de ancho máximo. Cuando llegó a las 20.51 horas, el acusado se le acercó por detrás y con intención de causarle la muerte, la atacó con el cuchillo.

Para la Fiscalía es un asesinato porque el acusado estuvo al acecho esperando a que ella regresase a su apartamento, para lo que tenía que pasar por delante de su puerta. Tras hacerlo, se le acercó mientras ella introducía las llaves en la cerradura.

La Fiscalía recalca que la perjudicada estaba de espaldas, y de manera sorpresiva y repentina, él la atacó con el cuchillo. Iba en zapatillas descalzas de estar en casa porque había bajado la basura a la calle y, según el fiscal, «nada pudo hacer para defenderse».

La primera acometida fue por la espalda y dirigida a la región dorsal, y le causó una herida de 12 a 13 centímetros.

La Fiscalía, recalca que la acusada, «nada pudo hacer para defenderse, tan solo gritó pidiendo auxilio dos veces e intentó agarrar con la mano izquierda el cuchillo, causándose cortes en la mano».

La acusación pública sostiene que el acusado, de manera inmediata, la apuñaló en la región abdominal, por debajo del ombligo y ligeramente a la derecha, clavando con fuerza el cuchillo en la cavidad abdominal y lo movió de izquierda a derecha, una herida necesariamente mortal.

Entonces, la perjudicada cayó al suelo. Al poco tiempo, el acusado la atacó de nuevo, poniéndose encima, clavándole el cuchillo en la mama izquierda, y le alcanzó el corazón.

Además de cárcel, el fiscal pide para el acusado que pague una indemnización de 30.000 euros para la hija, un total de 100.000 euros para ambos padres, y 20.000 para cada hermana. La Fiscalía pide además que el acusado corra con los gastos de sepelio de la víctima.