Francisco Segura: «Me sorprende la deslocalización hacia Portugal, Vigo es una zona estratégica»

Alejandra Pascual Santiago
alejandra pascual VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Grupo Segura

El presidentes del proveedor valenciano, que acaba de comprar dos plantas de Plastic Omnium en Galicia, diversifica su cartera de clientes con Stellantis

25 ene 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Francisco Segura es presidente de Grupo Segura, proveedor valenciano del sector de la automoción especializado en la estampación de componentes de metal que acaba de hacerse con dos unidades de negocio de la multinacional francesa Plastic Omnium —una de ellas en Vincios y otra en O Porriño—. Insiste en la relevancia de que las auxiliares se sitúen cerca de las plantas de producción de vehículos y en que, en España, para crecer en la industria de la automoción, Stellantis es un cliente clave.

—Grupo Segura ha apostado por invertir 4 millones de euros en dos plantas de Plastic Omnium y captar a Stellantis como cliente pese a la crisis de los microchips, las paradas productivas de la fábrica de Balaídos y el atasco del envío de vehículos.

—No son buenos tiempos para la automoción. Eso está claro. Pero no lo son ni para Vigo, ni para Galicia ni para Alemania. En la compañía teníamos un plan estratégico muy trabajado y muy claro y decidimos llevarlo adelante. Surgió una oportunidad con Plastic Omnium, antes de lo esperado, la verdad, pero estamos muy satisfechos. En Grupo Segura nos marcamos un crecimiento importante y sobre todo de diversificación de clientes. Captar a Stellantis es una gran oportunidad.

—Incorporan a los 118 empleados de las plantas de Vincios y O Porriño, pero ¿hay posibilidades de contratar a más trabajadores?

—Hemos aterrizado aquí para crecer. Tenemos un compromiso de mantener la plantilla y así será. Nuestra perspectiva es crecer en equipo humano y en instalaciones. No nos planteamos no estar en Vigo, insisto. Queríamos situarnos lo más cerca posible de las fábricas de automóviles, también porque sabemos que el impacto de nuestra actividad en la huella de carbono se va a limitar de forma muy agrevisa. De hecho, me sorprende la deslocalización de algunas empresas de la automoción hacia Portugal porque esta ciudad es una zona estratégica para la industria de la automoción. Dudo que haya ventajas en trasladar las empresas a otro territorio. Nosotros, por ejemplo, tenemos una planta en Hungría donde trabaja gran parte de nuestra plantilla, y preferimos sin duda operar en este país.

—¿Las plantas de Vincios y O Porriño se especializarán en algún tipo de producto en concreto?

—El tipo de producción que desarrollaremos en Galicia se alinea con los fabricados que tiene el Grupo Segura en Valencia y en Hungría. La planta de Vincios en estos momentos hace la estampación metálica de los productos y la de O Porriño, los ensamblajes. Es un modelo que por el momento vamos a mantener. Creamos una sociedad denominada F Segura Vigo y bajo esta empresas de desarrollará la actividad en Vigo.

—¿Ya le han echado el ojo a alguna otra fábrica?

—La verdad es que no hay mucha capacidad libre de fabricación en las plantas que adquirimos. Así que ojalá el crecimiento sea considerable y tengamos que buscar más espacios.

—Si tuviera que destacar algún producto de Grupo Segura, ¿cuál sería?

—Recientemente hemos incorporado una línea de negocio que es muy importante para nosotros. Producimos la caja de las baterías del Ford Fuga aquí en Valencia, que ya es un producto muy específico y muy importante para la electrificación de vehículos. Es un sistema que estamos intentando impulsar en todos los centros para los que trabajamos. Es un desarrollo importante para los vehículos eléctricos o híbridos que se están diseñando y que ya se están produciendo. Se trata de un conjunto ensamblado y pintado que forma la base sobre la que se coloca la batería de los PHEV. Es un producto estrella que ojalá podamos fabricar también en Vigo.

—¿El Grupo Segura aterrizó en Galicia con Stellantis ya incorporado a su cartera de clientes?

—No. No llegamos a Galicia con el contrato firmado. No estaba claro que los podríamos conseguir como clientes. Plastic Omnium dio constancia de que nosotros adquiríamos la unidad de negocio y confiamos en que Stellantis seguirá confiando en nosotros. En el sector de la automoción las cosas hay que ganárselas, ser competitivo y eficiente. —Stellantis es una referencia en electrificación.

—En el sector, sabemos que por el camino nos encontraremos con el hidrógeno, pero a fin de cuentas todos los grupos se están esforzando por la fabricación de vehículos con propulsión eléctrica. Vivimos un momento para realizar inversiones e innovar en procesos.