Pontevedra, la ciudad española donde existe un menor riesgo de que se produzca un robo en un comercio

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

VIGO CIUDAD

CAPOTILLO

La media de los botines que obtienen los ladrones en la ciudad del Lérez asciende a 1.062 euros

27 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Pese a que en lo que va de año los delitos se han incrementado a nivel provincial un 20 %, circunstancia estrechamente ligada «ao aumento dos delitos leves, tales como os pequenos furtos, os danos ou as lesións, froito da recuperación da actividade social normal tras a pandemia e, en moitas ocasións, relacionados co ocio nocturno», en palabras de la subdelegada Maica Larriba, lo cierto es que tanto la provincia como Pontevedra siguen caracterizándose por su seguridad. Es algo que, por otro lado, corrobora un informe de la asociación que representa al seguro en España, Unespa, que, entre otras cuestiones, sitúa a la Boa Vila como la ciudad española en la que existe una menor probabilidad de que se produzca un robo en un comercio.

Las conclusiones del informe Los robos en comercios. Datos 2021 son consecuencia del análisis de los datos aportados por dieciocho aseguradoras en relación con unos 21.000 delitos ocurridos por toda la geografía nacional e indemnizados por el seguro. De este modo, se concluye que Pontevedra tiene un 60,49 % menos de padecer un robo en un negocio que en el conjunto de España, mientras que en Vigo, por poner un ejemplo, este porcentaje se sitúa en el 42,85 %.

Desde Unespa destacan el hecho de que, en términos absolutos, las provincias más pobladas son las que padecen una mayor cantidad de incidentes, pero, si se acude al análisis de términos relativos —si se compara la cantidad de robos cometidos con la cantidad de comercios asegurados— se observa que la problemática se traslada a las dos Castillas y Andalucía. Por otro lado, «las localidades más pequeñas —aquellas de menos de diez mil habitantes pero, en especial, las que no alcanzan los cinco mil vecinos— son las que presentan mayores problemas con los robos en comercios. Sus tasas de probabilidad son significativamente más elevadas que las de municipios de mayor tamaño, y, por lo general, el botín tiende a ser mayor conforme es menor el tamaño de la localidad».

Esto, además, se traduce en un mayor impacto para los comerciantes, ya que «lo indemnizado por el seguro representa una mayor proporción del capital máximo que estaba cubierto por la póliza».

En el caso de la ciudad de Pontevedra, los botines que obtienen los ladrones en sus robos en comercios alcanzan una media de 1.062 euros, mientras que en Vigo esta cifra se incrementa hasta los 1.153 euros. Se trata, en todo caso, de cantidades que se quedan bastante lejos de los montantes económicos que logran los amigos de lo ajeno en otros puntos del territorio nacional: «La información para las ciudades más grandes de España revela que 2021 ha sido especialmente negativo para la localidad malagueña de Mijas», donde la media de un botín alcanza los 3.524 euros, mientras que en Orihuela (Murcia) es de 3.174 euros y en Córdoba capital asciende a una media de 2.576 euros.

Resto de Galicia

En cuanto al resto de la comunidad autónoma, los datos recabados por Unespa ponen de manifiesto que la media del valor de cada robo en Lugo alcanza los 823 euros y en Ourense los 919 euros, mientras que en A Coruña son 955 y en Santiago, 1.391 euros, lo que convierta a la capital gallega en la ciudad donde se producen las sustracciones, por así decirlo, más sustanciosas.

Todo este cúmulo de datos tiene su reflejo a nivel provincial, de tal modo que la media de los robos que se denuncian en las Rías Baixas arrojan un valor medio de 1.157 euros. Esta cantidad contrasta con los 1.268 de Lugo, o los 1.286 de A Coruña, mientras que en Ourense no se sobrepasan las tres cifras al situarse en poco más de 948 euros.

Y, de igual modo, si Pontevedra es la ciudad española donde sus comercios están menos expuestos a ser víctimas de los amigos de lo ajeno, lo mismo se podría decir cuando se analiza el global provincial. La ratio que arroja la provincia la coloca como la cuarta más segura, solo superada porcentualmente por las de Córdoba, Ceuta y Huesca. El informe elaborado por Unespa recoge, a este respecto, que los comercios de Pontevedra tienen un 39,62 % menos de probabilidad de sufrir un desvalijamiento que en el conjunto de España.