El Concello prevé pagar 5.700 euros por cada avión entre Londres y Vigo

Ángel Paniagua Pérez
Ángel Paniagua VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Imagen de archivo de la torre de control del aeropuerto de Peinador, en Vigo
Imagen de archivo de la torre de control del aeropuerto de Peinador, en Vigo M.MORALEJO

La aerolínea cobrará por publicitar la ciudad gallega en cuatro boletines y en su web

27 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Vigo está a punto de sacar a concurso el contrato para que una compañía aérea opere un vuelo entre Vigo y Londres durante los próximos tres años. La aerolínea cobrará 623.150 euros cada año y tendrá que poner en marcha tres frecuencias semanales (de ida y vuelta) en la temporada de verano y dos en la de invierno, según consta en los pliegos ya aprobados, a los que ha tenido acceso La Voz. Estos datos significan que en el año 2023 el Ayuntamiento de Vigo prevé pagar 5.700 euros por cada avión que haga la ruta de ida y vuelta entre Vigo y Londres. La compañía podrá elegir si enlaza Peinador con Heathrow, Gatwick, Stansted o Luton.

En los años 2024 y 2025 será menos, 4.600 euros por aeronave. La diferencia está en que en el 2023 la aerolínea empezará a operar la conexión Vigo-Londres en abril, mientras que en las otras dos anualidades habrá vuelo de enero a diciembre. Por lo tanto, habrá 109 vuelos el próximo año y 135 en cada uno de los dos siguientes.

A pesar de que el próximo año tendrá 26 conexiones menos de ida y vuelta, la aerolínea cobrará la misma cantidad cada año. 623.150 euros. Es posible que en el período de licitación que está a punto de abrirse, las compañías ofrezcan rebajas sobre ese precio.

¿Cómo es posible? Porque desde el punto de vista legal, el Concello no subvenciona vuelos, sino que contrata un servicio de promoción turística. Oficialmente, el contrato con la aerolínea es para la «promoción turística da cidade de Vigo no mercado turístico británico, co obxectivo de atraer turistas procedentes destes mercados, vinculada á conectividade aérea directa coa cidade de Londres». Y concreta varios perfiles de usuarios, que denomina turistas de escapada, de negocios, familiar, juvenil, gastronómico, y de eventos y reuniones.

Es, por lo tanto, un contrato diseñado para atraer viajeros, no para enviarlos. Sin embargo, el mismo contrato justifica que «Londres é o primeiro destino na procura de billetes internacionais, con 246.415», según un informe de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea que se basa en las búsquedas de enlaces entre Vigo y Londres en el año 2019 en la plataforma Skyscanner. Santiago, A Coruña y Oporto tienen enlaces con la capital británica.

Bajo este paraguas, el Ayuntamiento paga a una compañía aérea para que promocione Vigo y le exige que ponga en marcha un vuelo regular, con tres frecuencias en la temporada de verano y dos en la de invierno. Pero no paga el vuelo, sino la promoción.

¿En qué consiste? La aerolínea tendrá que enviar cuatro boletines (newsletters) cada año sobre Vigo a sus suscriptores, que deben ser un mínimo de 650.000, según la documentación aprobada por la Junta de Gobierno Local el jueves. También tendrá que colocar un anuncio en su web de manera permanente, así como un enlace a la página de Turismo de Vigo. Por último, queda obligada a hacer un total de diez publicaciones en como mínimo dos redes sociales, una de las cuales será Facebook, y la otra, Twitter o Instagram.

Aunque haya menos frecuencias aéreas en el 2023, el número de publicaciones exigidas es el mismo que en el resto de años, y por eso se le paga lo mismo.

El Ayuntamiento estima que los cuatro boletines tienen un precio de 472.000 euros al año, mientras que poner un enlace permanentemente sale por 73.000, y un anuncio, por el mismo precio. Las diez publicaciones en redes sociales están valoradas en 6.000 euros, es decir, a 600 cada post.

El logotipo oficial

Todos los contenidos que la compañía aérea vaya a publicar serán supervisados y aprobados por el Concello de Vigo, según las condiciones a las que se compromete. Además, en toda la publicidad sobre la ciudad será obligatorio que la empresa incluya el logotipo del Ayuntamiento.

Solo hay incentivos para poner más de tres vuelos por semana en verano y dos en invierno a partir del 2025

El contrato que ha lanzado el Concello para el vuelo Vigo-Londres está pensado para compañías aéreas que operen con aviones de 180 plazas o más. Así se desprende de la documentación. Los contratos públicos se adjudican por un sistema de puntuación, en el que se van otorgando puntos según se cumplan determinadas características. En este caso, se reparten cien, de los que 45 tienen que ver con la capacidad de pasajeros que caben en la nave. Teniendo en cuenta las frecuencias que se exigen, la puntuación máxima la obtendrán las aerolíneas que se comprometan a circular con aviones de más 180 asientos o más. Tanto Ryanair como Vueling o Easyjet, entre otras compañías de bajo coste, utilizan aviones con capacidades superiores a esta, aunque también emplean otros menores.

Lo que no se prevé es que haya más frecuencias que dos en la temporada de invierno y tres en la de verano. En la aviación, el cambio de temporada se produce el último domingo de marzo y el último de octubre, cuando se modifica la hora. El número de frecuencias es un mínimo, pero el contrato no reserva ninguna puntuación para las aerolíneas que propongan un aumento de las frecuencias en los años 2023 y 2024. Sí lo plantea para el 2025, con hasta diez puntos en caso de que se incrementen en tres conexiones por semana en verano y en invierno.

A toda licitación pública puede concurrir cualquier empresa. En este caso, se abre a sociedades extranjeras. Pero el Ayuntamiento les exige que firmen un documento en el que se comprometen a someterse a la jurisdicción de los tribunales españoles para cualquier incidencia relacionada con el contrato, para no tener que litigar en otros países.