La borrasca Beatrice corta medio día el transporte en la ría de Vigo, obliga a cerrar carreteras y avería el suministro de agua en A Guarda

C.P. VIGO

VIGO CIUDAD

Xoán Carlos Gil

Desviados a Santiago dos aviones procedentes de Madrid, la autovía A-52 se vio interrumpida en Ponteareas, dos grandes troncos obligan a cerrar un vial en O Castro y el principal de Cabral y otro deja herido a un conductor que circulaba por Mondariz. Un crucero con más de mil viajeros se refugia en el puerto y el viento desató la alarma en Coia al desprender un nido de velutinas

24 oct 2022 . Actualizado a las 18:05 h.

Los efectos de la borrasca Beatrice se hicieron notar en Vigo y toda la zona sur de la provincia, y en especial en la ría, donde desde primera hora de la mañana y hasta las 15 horas quedó suspendido el transporte marítimo entre la estación marítima olívica y O Morrazo.

El temporal también obligó al buque de pasajeros de bandera italiana Aidaaura a refugiarse en el puerto vigués con 1.046 viajeros y 409 tripulantes abordo. El crucero de 203 metros de eslora, había salido del puerto francés de Honfleur y se disponía a realizar la siguiente escala en Lisboa, pero el mal tiempo aconsejó a los responsables del buque a parar en Vigo. 

 

Xoán Carlos Gil

La borrasca también ha su rastro en el aeropuerto de Vigo, que a primera hora registró rachas de viento de hasta 41,76 kilómetros por hora, pero durante la madrugada llegaron casi 90 kilómetros en el campus universitario y 84 en el puesto de control del puerto. En Oia hasta se marcaron 119 kilómetros por hora. Con dicho escenario el vuelo inicial de la mañana procedente de Madrid a cargo de Air Europa pudo tomar tierra a las 7.55 horas, pero no el siguiente de Iberia, un Airbus A320, que ya partió de Barajas con un retraso de 25 minutos, al sobrevolar Cerdedo-Cotobade se desvió al aeropuerto de Santiago, donde aterrizó a las 8.40 horas y su pasaje fue conducido a Vigo por carretera. Tampoco pudo despegar de Peinador, por tanto el vuelo de retorno a la capital de España. Sin embargo, cinco minutos después de la hora prevista para el Iberia frustrado tomaba tierra en Peinador el vuelo de Vueling procedente de Barcelona, que partió sin problemas de regreso a la Ciudad Condal después. Ya en la noche del sábado se produjo un primer desvío, circunstancia que se ha vuelto a repetir con el vuelo de Iberia de las 12.55 horas, que igualmente acabaría aterrizando en Compostela.

Los bomberos de Vigo y la Policía Local recibieron múltiples avisos de caídas de árboles, ramas, contenedores y vallas sobre la vía pública, siendo uno de los de mayor porte el que se desprendió del suelo en el paseo de los Cedros de O Castro, paralelo a la calle Marqués de Alcedo y situado debajo del parque infantil de la céntrica zona verde. El enorme ejemplar, el más reconocible de la zona por estar ubicado en medio de la calzada y pintado en su base de blanco, levantó el asfalto a su alrededor, lo que obligó a mantener cerrado el tráfico. Los bomberos acudieron a las cuatro de la madrugada a intentar cortar el considerable tronco, pero las motosierras empleadas no fueron suficientes para tronzarlo y retirarlo de la calzada. Las constantes llamadas por emergencias recibidas en las dos bases de los bomberos de la ciudad, llevaron a aplazar hasta este mediodía las labores de corte del tronco, aunque su retirada no será suficiente para reabrir el paseo debido al estado en el que ha quedado el firme. Otro árbol cayó sobre las seis de la mañana sobre la autovía A-52 en Ponteareas, en sentido Ourense, impidiendo también la circulación viaria hasta las 7 horas, y uno más, de 15 metros de altura, se precipitó a causa de la fuerza del viento en la avenida del Puente de Cabral, lo que mantuvo cortada la carretera que une las zonas de Ramón Nieto con Puxeiros. 

También hubo que proceder al corte de la carretera provincial EP-4304, en la parroquia de Mouriscados en Mondariz, donde un árbol se precipitó poco después de las 11 horas sobre un coche que circulaba en ese momento. La persona que conducía el vehículo resultó herida en el accidente por lo que fue necesario movilizar para su asistencia a personal de Urxencias Sanitarias de Galicia-061, a agentes de la Guardia Civil de Tráfico, y a integrantes de Protección Civil de la mancomunidad de Oitavén-Tea para desalojarla a un hospital y tratar de despejar la calzada.

En la misma zona, las lluvias caídas acabaron desbordando el río Tea a su paso por la playa fluvial de Ponteareas, que hace unos días se podía cruzar a pie entre las dos orillas al sufrir un fuerte descenso de su caudal habitual. En pocas, horas las estaciones de medición de la zona llegaron a certificar la caída de 55 litros por metro cuadrado en Ponteareas y 56 en la del monte Aloia de Tui. 

En Vigo y hacia las 9.16 horas, el aviso de una viandante alertó a la Policía Local y a los bomberos sobre la caída de un nido de avispas velutinas sobre la acera de la avenida de Castelao, frente al hotel Coia, advirtiendo de que las avispas sobrevolaban toda la zona. 

La entrada de la AP-9 a la altura de la glorieta de San Lorenzo, sobre el nudo de Isaac Peral, volvió a anegarse de nuevo por las intensas lluvias de hoy, dificultando el acceso a la autopista una vez más, lo mismo que ocurrió en la zona de Balaídos junto al Lagares. 

Las intensas precipitaciones generaron además un notable problema en A Guarda al provocar una avería eléctrica en el sistema de bombeo de agua potable de Carballidos, quedando inoperativo. Una situación similar se registró en la estación depuradora de Tui dejando sus sistemas fuera de uso, imposibilitando por ello el suministro de agua temporalmente al vecindario. El Ayuntamiento de A Guarda solicitó con un aviso a la ciudadanía del municipio que hasta nuevo aviso «faga un uso responsable da auga para evitar ter que realizar cortes no suministro». Desde el gobierno local subrayan que tanto la avería da A Guarda coma la de Tui están siendo reparadas.