Rupturas consensuadas

Ignacio Bermúdez de Castro
Ignacio Bermúdez de Castro PASOS SIN HUELLAS

VIGO CIUDAD

AndreyPopov

13 oct 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Leo en las páginas de este diario que los divorcios consensuados están de moda en Vigo y que ya se tramitan de esa forma tan civilizada el 66 % de las rupturas matrimoniales. Mi más sincera enhorabuena a los vigueses que están dando ejemplo de cómo se deben hacer las cosas.

Sin lugar a dudas es la manera de proceder cuando un matrimonio se va a pique. Por la pareja y sobre todo por unos hijos a quienes no se somete al calvario de reconocimientos judiciales, pruebas psicosociales, etcétera.

Ahora bien, eso es una cosa y otra muy distinta es que nos tengamos que creer que las parejas rotas, de tan civilizadas que son, siguen viviendo bajo el mismo techo como «amigos». No caigamos en la trampa de dar por bueno el tópico de dos excónyuges que no paran de decir que fulanito o menganita, a pesar de que el amor se esfumó, sigue siendo su mejor amiga o amigo. Si siguen viviendo en la misma casa es que no tienen posibles para vivir en dos. Eso, o es que en el puzle de ese divorcio falta una pieza. Dos personas que años atrás se quisieron tanto como para decidir casarse, si se divorcian, no quieren ni mirarse a la cara durante mucho tiempo. Los más en toda la vida. Habrá quienes discrepen porque su caso no fue así. Pues que se alegren ya que son la excepción que confirma la regla.