Vigo diseña unas Navidades de selfis

La Voz VIGO

VIGO CIUDAD

La ornamentación del arquitecto Marcos Mosquera hasta las fiestas del 2025 costará 2,9 millones de euros. Algunos de los montajes más exitosos repetirán

15 sep 2022 . Actualizado a las 01:39 h.

Las próximas Navidades y las de los siguientes tres años en Vigo serán de foto. Así lo concibe al menos el gobierno municipal que ultima la contratación de toda la ornamentación de las calles de la ciudad para las fiestas siguiendo el proyecto decorativo de ornamentación confeccionado por el arquitecto coruñés Marcos Mosquera Arjona. Entre los diseños, decorados y montajes repiten los más exitosos de años anteriores, pero añade, y en un alto porcentaje, enclaves en los que vigueses y viandantes podrán hacerse selfis, retratarse en grupo o emular los míticos fotocall en los que se inmortalizan los famosos en eventos y celebraciones.

Media docena de emplazamientos especialmente concebidos para el autorretrato salpicarán las calles de Vigo en las próximas Navidades, como consta en el proyecto decorativo que tendrá que ser seguido por la empresa que se haga con el concurso de suministro, instalación, iluminación y mantenimiento de los elementos decorativos que acompañarán las próximas cuatro ediciones navideñas de los vigueses. El gobierno local valora dicho contrato en casi 2,9 millones de euros, a los que se suman otros 645.000 euros más para iluminar en estas Navidades casi 200 calles o tramos de viales de la ciudad, como se señala en el contrato, prorrogado en este apartado en su segundo y último año en favor de la empresa cordobesa Ximénez.

A título orientativo se establecen 57 días de despliegue navideño, con un comienzo posible en el sábado 19 de noviembre y el remate y desinstalación el domingo 15 de enero.

Una de las grandes novedades de este año lo constituirá la colocación de un bosque de luces en la calle Policarpo Sanz, entre Colón y Velázquez Moreno. El bosque lumínico tendrá 6,5 metros de alto, bajo el que los viandantes podrán fotografiarse enfocados por más de 40.000 lámparas led. Otra de los estrenos estará protagonizado por un elemento pensado como marco para selfis: un pórtico con forma de estrella dorada de cinco metros de alto y 8.000 bombillas. Estará situada en la confluencia de Policarpo Sanz y Colón.

Escenarios variados

Un plató fotográfico más presidirá el arranque de la calle García Barbón. Allí, un Papa Noel dejará gran parte de su sofá a todo el que quiera posar junto a él. También los Reyes Magos se prestarán a que los viandantes llenen sus cámaras y teléfonos móviles con instantáneas de la Navidad viguesa. De nuevo en Policarpo Sanz, entre Colón y Velázquez Moreno, los tres magos servirán de fondo para un fotocall. Y en la misma zona repetirá Papa Noel en globo para que los pequeños hagan selfis, como también volverán a la zona de Príncipe la carroza con renos y el letrero de Vigo para inmortalizar con más fotos las fiestas. Una carroza de Cenicienta con 4.500 puntos de luz dará otra opción de fotocall en la Porta do Sol, como también un oso con cajas de regalos en Policarpo Sanz.

El muñeco de nieve gigante en García Barbón; la caja de regalo XXL de Gran Vía; el castillo de luz, en Policarpo Sanz, o la estrella de Belén, en República Argentina, se entremezclaran de nuevo con los vigueses junto a los 11 millones de leds que en esta ocasión se encenderán cada día a las 18.30 horas y permanecerán iluminadas hasta las 23.30, toda la noche en las fechas más destacadas y hasta la madrugada durante los fines de semana.