El café en Vigo es la horchata en Valencia

Cartas al director
Cartas al director CARTAS AL DIRECTOR

VIGO CIUDAD

Agostiño Iglesias

07 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El café en Vigo

En estas jornadas vacacionales, me ha llamado la atención la ingente cantidad de cafés que consumen los vigueses. Durante mis prolongados paseos y mis frecuentes paradas para tomar unas cervezas, he podido observar que el café en Vigo posee un aura especial. Lo toman a cualquier hora, en terrazas o en interiores, sentados o de pie. Ayuda la abundante cuantía de cafeterías existentes. No hay rúa o paseo o avenida que no cuente con varios establecimientos. Y estemos en Fragoso, en Castrelos, en el puerto, en Alfonso XII, en la Porta do Sol o en la Praza da Constitución, nos faltan dedos para contar el número de vigueses que disfrutan con su café. Un café con los amigos, los compañeros de trabajo, la pareja o la familia.

La cercanía a Portugal, donde el café es religión, puede que constituya la base de este gusto cafetero. Muchos portugueses viven o veranean en Vigo, sobre todo portugueses de Braga, Porto y las zonas cercanas a estas dos urbes. Y al revés, numerosos vigueses son turistas en Portugal o laboran en la parte septentrional de nuestro vecino país.

El café en Vigo es la horchata en Valencia o el chato en Bilbao. Lo beben en una tacita, a menudo solo y caliente.En mis vacaciones viguesas he tomado bastantes cafés. El que más recuerdo, el último, espléndido, en la cafetería El Gabinete, en la rúa do Doutor Cadaval.