Nosa Terra XXI compra la lusa Rebonave y gana diez buques remolcadores

Alejandra Pascual Santiago
alejandra pascual VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Buques remolcadores de la firma Remolcanosa amarrados ayer en el puerto de Vigo
Buques remolcadores de la firma Remolcanosa amarrados ayer en el puerto de Vigo Xoán Carlos Gil

El grupo comenzará a operar a finales de este año en Lisboa y Setúbal

27 jul 2022 . Actualizado a las 04:55 h.

El grupo Nosa Terra XXI ensancha su flota. El hólding empresarial con sede en Vigo y presidido por José Silveira Cañizares ha adquirido el 100 % de la sociedad lusa Rebonave, dedicada a los remolques y la asistencia naval y con sede en Setúbal. La toma de control se oficializó el pasado 31 de diciembre del 2021, tal y como figura en la memoria empresarial del grupo, y la operación se articuló a través del subgrupo Remolcanosa Portugal (participado ya en un 98,95 % por Nosa Terra XXI tras una nueva inyección de un millón de euros más el año pasado).

Con Rebonave en su lista de activos gestionados, el hólding vigués ha incrementado en un 29,4 % su flota especializada en remolcadores, que la sitúa en el mapa europeo como una referente en la gestión de embarcaciones de asistencia. Han pasado de disponer de 34 remolcadores a contar con 44. Y también incrementan su presencia en puertos peninsulares. Hasta la adquisición de la empresa lusa, Nosa Terra prestaba servicios en los puertos de Vigo, Vilagarcía de Arousa, Ribeira, Pobra do Caramiñal, islas Baleareas (hasta cuatro puntos geográficos), Melilla y Motril en el territorio nacional. En el caso de la vecina Portugal, operaba en Sines, Portimao, Viana do Castelo, Leixoes, Figueira da Foz y Aveiro. Con Rebonave bajo su mandato, el grupo prevé comenzar a prestar asistencia a buques en los puertos de Lisboa y Setúbal.

Rebonave ofrece servicios de remolque a los astilleros de Lisnave, donde se encuentra su base de operaciones. Realiza obras de marinería tanto a bordo como en taller de herramientas, asumiendo reparaciones, reemplazos y pruebas, a los equipos de carga, equipo de fondeo y maniobra y equipo de seguridad. Sus remolcadores operan desde y hacia fondeadores exteriores e internos. Su valor neto contable, el peso económico del activo según su estado financiero, es de 7,2 millones de euros.

La empresa naval lusa es la 38ª firma en la lista de sociedades dependientes o multigrupo en las que participa Nosa Terra, según los últimos datos del Registro Mercantil correspondientes a las cuentas de la empresa en el 2021. Con domicilio social en Portugal, está familiarizada con siete empresas más, como Remolcanosa Portugal, situada en Lisboa. Están dedicas a la explotación del tráfico marítimo y fluvial, la consignación de buques y servicios de remolque y salvamento. En este mismo plano está dedicada la actividad del grupo en Vigo, que cuenta con diez empresas de gran implantación en la actividad portuaria, como Remolcadores Nosa Terra, Incargo o Vigo Cruise Terminal. Otro punto estratégico es Malta, donde el grupo atraca a través de trece sociedades empresariales más familiarizadas igualmente con el transporte marítimo internacional. También está presente en Uruguay (a través de la firma Milsoft), Buenos Aires (Empresa Naviera Petrolera Atlántica) y Río de Janeiro (Empresa Navegaçao Elcano). En Sudamérica Nosa Terra extiende su legado de servicios anexos al transporte marítimo.

En el ámbito de los remolques en España y Portugal, Nosa Terra XXI contaba con una plantilla a final del año pasado de 979 empleados entre personal de tierra y flota. Además de los 44 remolcadores, su cartera de buques la componen 23 buques de transporte. Realizan servicios para armadores de todos los continentes y los servicios se desenvuelven mayoritariamente en aguas peninsulares.

Sanidad

Otra cuestión analizada en las cuentas del hólding vigués es el porcentaje de su actividad procedente del ámbito sanitario, que se desarrolla únicamente en Vigo. La prestación de servicios sanitarios descendió en un 57,92 % en el 2021 con respecto al año anterior. El grupo vendió el Hospital Povisa a Ribera Salud, del grupo Centene, en el 2019. El centro médico representaba la mayor fuente de ingresos del subgrupo hospitalario que gestionaba Nosa Terra.