«No he vuelto a saber nada del Concello y sigo con el Edra abierto»

María Jesús Fuente Decimavilla
maría j. fuente VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Oscar Vázquez

El inicio de las obras de un centro de formación revive el temor al cierre del pub

21 ene 2022 . Actualizado a las 00:55 h.

Hace un año y tres meses que Eva Marcos González recibió la peor noticia que se podía imaginar. El Concello le avisaba de que estaba a punto de adquirir el inmueble donde tiene el pub Edra y le ofrecía una compensación de 12.800 euros por echar el cerrojo. Si aceptaba tendría que desalojar el local en un par de semanas. No dio el visto bueno a esa operación y en la actualidad sigue compartiendo su negocio con una clientela fiel desde hace dos décadas.

«Mucha gente pensó que ya cerraba en aquel momento y estuvo una temporada sin venir hasta que se enteró de que seguía abierto, me hizo mucho daño», comenta.

Si por algo se caracteriza el Edra, situado en el número 6 de la Praza de Pescadores, en pleno Casco Vello, es por la clientela variopinta: funcionarios del Concello de Vigo, empleados de las concesionarias, secretarios de otros ayuntamientos, artistas y todo tipo de profesionales liberales se dan cita casi a diario hasta el punto de convertirse a estas alturas en una gran familia. En su día solicitó una indemnización de 164.285 euros, una cifra no aceptada por el Concello, para poder abrir otro negocio, ya que entiende que con su edad resulta muy difícil encontrar trabajo. Teme irse al paro, paradójicamente, por la creación de un centro para lograr empleo. «La próxima semana tengo una cita con el abogado, de momento no he vuelta a saber nada y sigue abierto», comenta.