Fallece el cura de Vigo que fue víctima de la brutal paliza de unos ladrones en el 2016

La Voz REDACCIÓN / VIGO

VIGO CIUDAD

Xulio Villarino

Antonio Rodríguez, que fue rector y profesor del Seminario Mayor San José, era atendido en la residencia Nosa Señora da Guía de las secuelas tras perdonar desde el púlpito a sus agresores

12 ene 2022 . Actualizado a las 01:29 h.

El párroco Antonio Rodríguez Suárez falleció anoche, a los 88 años, en la residencia sacerdotal Nosa Señora da Guía, donde fue atendido durante más de cinco años de las secuelas de la brutal agresión que sufrió a manos de unos ladrones en la parroquia de San José Obrero y Santa Rita. El suceso de noviembre del 2016 marcó tristemente la recta final de su vida. Perdonó a sus agresores desde el púlpito, antes de sufrir un derrame y entrar en coma inducido.

Don Antonio nació el 17 de febrero de 1934 en San Xulián de Cumbraos (A Coruña) y fue ordenado sacerdote en Comillas (Cantabria) en 1963. En la Universidad Pontificia de Comillas se licenció en Teología y Filosofía Eclesiástica, y más tarde hizo la carrera Filosofía y Letras. Pertenecía a la Diócesis de Tui-Vigo desde 1963. Fue coadjutor de San Miguel de Bouzas y en octubre del año siguiente se le destinó al Seminario Menor San Pelayo de Tui, donde ejerció como formador, profesor y rector, hasta que en 1970 se convirtió en rector y profesor del Seminario Mayor San José de Vigo.

El obispado destaca que, entre los numerosos encargos que recibió, fue también delegado episcopal de Apostolado Seglar; censor de Libros y Publicaciones; consiliario de la Junta Diocesana de Acción Católica y director de la Casa de la Iglesia y Residencia Sacerdotal. «Desde 1975 y durante muchos años fue para muchas generaciones el competente director de la Escuela de Magisterio de la Iglesia María Sedes Sapientiae, así como el delegado episcopal de Enseñanza y Catequesis», señala la Diócesis. También fue director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Agustín y, desde 1997, canónigo penitenciario.