La policía de Vigo destapa el novedoso método de los narcos y captura en el Caribe un pesquero con cuatro toneladas de cocaína

E. V. Pita VIGO

VIGO CIUDAD

La droga tenía Galicia como destino. Hay 20 detenidos, que usaban un insólito método de remolque de lanchas ultrarrápidas que navegaban por la isla de Martinica y Surinam.

12 oct 2021 . Actualizado a las 01:16 h.

La Udyco (Unidad de Droga y Crimen Organizado) de la comisaría de Vigo lideró una gran operación policial que lleva meses desarrollándose, conocida como Fantauxía, para capturar un pesquero en alta mar que iba cargado con más de cuatro toneladas de cocaína, que tenían como destino la costa gallega. Hubo 20 detenidos, tres de ellos cabecillas narcotraficantes en Venezuela, dueños de la droga. En el dispositivo participaron también el Greco (Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado) de Galicia con base en Pontevedra, conjuntamente con otros departamentos de la Policía Nacional, la Marina y la Fuerza Aérea portuguesas, así como la Polícia Judiciária lusa, y la Armada francesa. La operación duró varios meses y continúa abierta.

El lugar en que el fue interceptado el 17 de enero el pesquero venezolano Caribe Azul está en el entorno de la isla de Martinica, una región francesa del Caribe, y el noroeste de Surinam, razón por la cual las autoridades galas pidieron permiso a las venezolanas para asaltar el barco. Las coordenadas para hacer el trasvase a un buque controlado desde España estaban fijadas en la puerta de entrada al Caribe, en aguas próximas a la barrera de islas que separa este mar del océano Atlántico. Se trata de unas latitudes muy alejadas de las islas Azores, el punto más lejano en el que han sido detectados pilotos de planeadoras gallegos y los barcos nodriza.

El pesquero venezolano Caribe Azul salió de la marina El Dique (Cumaná, Sucre) el 13 de noviembre de 2020 y en enero se escabulló de la zona habitual de pesca. Luego, se encontró con el  Arcángel, procedente de Puerto La Cruz (Anzoátegui). La carga fue trasvasada del Arcángel al Caribe Azul con lanchas rápidas, que llevaban a remolque. Luego, el Caribe Azul hizo una espera en aguas internacionales mientras llegaba otro barco extranjero a recoger la droga y que nunca apareció. Finalmente, los pescadores fueron abordados por un comando naval francés. Todos los tripulantes fueron detenidos además del apoderado de la marina, el cual había sido condenado en el 2015 en Miami por colaborar con un narco colombiano, según revela el diario venezolano Últimas Noticias. El apoderado de El Dique habría dado autorización a los pescadores para trabajar a bordo pese a no tener el perfil.