Juan Carlos Rodríguez: «El alzhéimer se puede ralentizar y retrasar»

VIGO CIUDAD

M.MORALEJO

Advierte que una actuación rápida ante los primeros síntomas de deterioro posibilita años de autonomía

28 sep 2021 . Actualizado a las 13:29 h.

«La clave en la vida está en que lo que hagas lo hagas con pasión». Juan Carlos Rodríguez Bernárdez (Caracas, 1964) llega a esa conclusión por una variada y muy emprendedora experiencia vital y tras haber escuchado cientos de historias de quienes van olvidando poco a poco quienes son, se les difuminan los recuerdos y se anclan mientras pueden a las nociones más antiguas, las primeras, luchando contra un borrado de cerebro para el que todavía no hay cura, pero que se puede retrasar.

A alejar el momento en el que se pierde toda la autonomía personal y a arropar y cuidar a los cuidadores enfoca su pasión Juan Carlos, presidente de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer y otras Demencias de Galicia (Afaga).

«Mi madre empezó a olvidar las cosas, le sucedían episodios extraños y un tiempo después le diagnosticaron un alzhéimer con un recorrido ya importante. Fue un shock . Mi padre no lo entendía y lo negaba. Así que busqué información, si había alguna asociación y acabé encontrando en aquellos finales de los años ochenta a una incipiente Afaga con la que decidí dedicarme a visibilizar la realidad de las demencias». Tratar de conseguir el final más llevadero para su madre y hacer la vida algo menos difícil a su padre le dio el impulso vital para ayudar a dar consistencia a la estructura que se había encontrado en la asociación. Pero la implicación pasó a convertirse en motivo de vida cuando sus padres fallecieron en un trágico accidente de circulación. «Se lo debía», acierta a decir Juan Carlos Rodríguez sobrecogido todavía, más de dos décadas después, por el recuerdo del final que sufrieron. «Mi objetivo es que las familias se sientan acogidas, acompañadas, que no les pase lo que a mí, que no había recursos, ni información, no sabías qué podías hacer». Y su empeño ha llegado a dar forma a la única red de centros de día públicos de atención especializada de toda Europa. Dirige el de Vigo. Afaga se extiende también en Marín, Mos, O Porriño, Salceda y Tui y con talleres también en Redondela, Ponteareas, Nigrán y Baiona