La paralímpica Desirée Vila da la batalla legal por sus prótesis

VIGO CIUDAD

Mikael Helsing

Media docena de peritos y médicos discrepan sobre la indemnización que debe percibir la atleta de Vigo por su amputación

16 sep 2021 . Actualizado a las 21:29 h.

El Juzgado de lo Penal número 3 de Vigo celebró ayer una vistilla en la que declararon como peritos tres médicos, el delegado territorial de una aseguradora, una médico forense y un ortopeda. La cuestión a dirimir fue la vida útil y el coste total de las prótesis de pierna que usa la paralímpica Desirée Vila. La gimnasta de Vigo sufrió la amputación de su extremidad derecha tras un accidente deportivo a los 16 años, que se complicó por una imprudencia médica. Una sentencia de la Audiencia de Pontevedra ordenó que el doctor y las aseguradoras sufragasen a la joven los dos modelos de prótesis (deportiva y de calle) que necesitaría a lo largo de su vida. La sala concedió a la joven, de 23 años, un miembro sustituido con un límite de gasto de 50.000 euros y once recambios.

PITA

Sin embargo, los condenados al pago, en la fase ejecutoria de la sentencia, impugnaron el cálculo de la indemnización global porque creen que se puede rebajar el número de recambios y el gasto total. La corrección sería porque el desgaste será menor dado que la atleta alterna cuatro prótesis y su carrera en la élite solo durará hasta los 45 años, por lo que, a partir de esa edad, no necesitaría usar la prótesis de rodilla más cara del mercado, la Genius X3.

La mayor discrepancia está en la vida útil de estas ortopedias. La de élite dura hasta siete años (si la clienta amplía la garantía) pero otros expertos la rebajan de tres o cinco. Las partes recordaron que Vila usa cuatro prótesis (una para practicar deporte de élite, otra para competición y dos de calle) en vez de las dos recogidas en la sentencia.