«Mi marido está enfermo y tengo tres niños, a la calle no voy a ir»

E. V. Pita VIGO

VIGO CIUDAD

M.Moralejo

Vecinos de Vigo apoyan a una familia para aplazar su desahucio

16 sep 2021 . Actualizado a las 00:58 h.

«Pedimos una casa, no sé cómo vamos a hacer si nos echan a la calle. Ayúdennos». Es el ruego de una madre de Vigo con dos mellizas de 8 años y un menor de 15 cuyo marido está enfermo y que, gracias al apoyo vecinal, aplazaron ayer su desalojo de su casa alquilada. Los vecinos de Coruxo y de la presidenta de la Federación Veciñal de Vigo, María Pérez, se concentraron ante la vivienda para presionar ante la inminente ejecución del desahucio de la familia, que reside en el número 262 de la avenida de Ricardo Mella, en Vigo. Finalmente, el juez paralizó el desalojo hasta el 4 de octubre, lo que les da una tregua de dos semanas para que la Xunta les busque un realojamiento social.

Los vecinos apoyan a Adolfo G. y María Cristina C. porque es «gente trabajadora» que pagó siempre su alquiler de 300 euros al mes pero, finalmente, el casero no les renovó el contrato de arrendamiento. «No somos conflictivos, somos educados, ofrecimos que nos subiese el alquiler pero quieren que nos vayamos. Lo llevamos mal», dice María Cristina. Si se quedan en la calle, buscar otro alojamiento se ha puesto «muy difícil».

Esta madre explica que perciben 900 euros del ingreso mínimo vital al mes pero un alquiler les cuesta 650 euros y los caseros exigen «un seguro de impago y una nómina con un año de antigüedad y la ayuda vital «no les sirve». Con 900 euros, a duras penas podrán pagar el alojamiento y los suministros. Sopesan aceptar una vivienda social fuera de la ciudad si se la ofrecen.