Vigo recupera el 80 % de su movida

Jorge Lamas Dono
jorge lamas VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

M.MORALEJO

Locales como Rouge, La Iguana, Quomo o La Fábrica de Chocolate se han adaptado a las restricciones

13 sep 2021 . Actualizado a las 11:08 h.

«La actividad del ocio nocturno ha regresado en Vigo, aproximadamente, con un 80 %», señala Carlos Rodríguez, presidente de Apemer, la Asociación Provincial de Establecimientos Musicales y Espectáculos Reglados de Pontevedra. La vuelta de la movida todavía está muy mediatizada por las medidas restrictivas que la Xunta aplica a los negocios (reducción de aforos al 50 % y obligación de cerrar a las tres de la madrugada), lo que explicaría que el 20 % de los locales sigan cerrados, pero la situación es mejor que en el conjunto de Galicia, donde ha reabierto el 75 %.

«Hay gente que no quiere abrir hasta que cesen las limitaciones», afirma José Luis Asenjo, propietario de Tokyo y Gatsby en Areal, así como de La Radio y Boom Boom Room en Churruca, al tiempo que es vicepresidente de Ocio Nocturno en la Federación Provincial de Hosteleros. El local más conocido de cuantos han decidido esperar por la apertura sin limitaciones es 20th Century. «No volveremos a abrir hasta que podamos hacerlo al 100 %», explicó hace unos días a este periódico Carlos Viqueira, propietario del histórico bar en el número 18 de la calle Arenal.

Sin embargo, son muchas las discotecas y pubs que han decidido abrir sus puertas. Tokyo, Rouge, One, Gatsby o Pagoda son referentes de la zona de copas del Areal, mientras que en Churruca también están ya funcionando Quomo, Doppler, La Fábrica de Chocolate o La Radio. Hoy, por ejemplo, La Iguana Club anuncia la presencia de Meteoro Dj con una selección de clásicos del rock entre las once de la noche y las 2.45 de la madrugada. «En los pubs no afrontan igual la situación que en las discotecas; ten en cuenta que si tienen 80 personas de aforo, solo les podrán entrar 40, y con esa cantidad no te defiendes. Pero claro, yo tengo que abrir y mi personal tiene que salir del ERTE, tenemos que empezar a producir, que perdemos dinero, pues sí, sobre todo los más pequeños», explica Asenjo. Las discotecas está recurriendo a la venta anticipada de entradas para controlar los aforos y, en sus puertas, los empleados solo dejan entrar al mismo número de personas que salen.