Stellantis Vigo suspenderá toda su actividad la próxima semana por la falta de microchips

VIGO CIUDAD

XOAN CARLOS GIL

La empresa monta una «célula de crisis» para minimizar el impacto de las paradas, que afectarán al conjunto de turnos y sistemas. La situación se agrava por los problemas de producción en Malasia

20 ago 2021 . Actualizado a las 15:38 h.

Nueva crisis en Stellantis Vigo por la falta de semiconductores. La factoría de Balaídos suspenderá toda su producción a lo largo de la próxima semana, desde el lunes 23 hasta el domingo 29. Así se lo comunicó ayer la dirección al comité de empresa en una reunión urgente. La parada de siete días afectará a todos los turnos de todos los sistemas.

«El estado actual sigue siendo crítico», apunta la empresa. La situación se ha agravado por los problemas de producción de microchips en Malasia debido al empeoramiento de la situación sanitaria por covid en el país asiático. Junto con Taiwán y China, es uno de los principales proveedores mundiales de este tipo de componentes electrónicos.

Stellantis Vigo ha montado una «célula de crisis» y los equipos del centro de Balaídos trabajan intensamente «para minimizar el impacto». Todo ha estallado recién llegados de la vacaciones y cuando todo apuntaba a una época de relativa tranquilidad.

Los sindicatos muestran su sorpresa por una nueva parada «de esta índole». No buscan responsabilidades, teniendo en cuenta que la escasez de material es una problemática escalable a toda la industria mundial de la automoción, pero «non é unha situación grata», apunta Manuel Domínguez, portavoz de la CIG en Balaídos. Apuntan al ERTE, «discriminatorio e inxusto», como el principal motivo de descontento con la dirección al entender que deja desamparados a los trabajadores con contrato a tiempo parcial, «que son máis do 50 % na fábrica», advierte Víctor Mariño, secretario de la CUT. Los representantes laborales piden también un cambio en las reglas de juego con respecto a los últimos meses. «Non queremos que nos avisen con un día de antelación das paradas. Noutras fábricas de Stellantis en España o sistema é diferente», destacan. Después de las tres semanas de vacaciones de verano, más de 7.000 trabajadores de la plantilla se empezaron a reincorporar a las instalaciones el pasado martes 17 de julio.

El anuncio de esta nueva suspensión (la segunda más prolongada tras la decena de días que se tomaron en mayo) se produce apenas tres días después del arranque de la industria del motor. Stellantis arrastrará consigo a las auxiliares. La factoría viguesa se fue de vacaciones dejando de producir unos 65.000 vehículos como consecuencia de la treintena de días que tuvo que suspender este año por la falta de chips.

Los mayores productores de bienes de consumo electrónico del mundo ya advierten que la inestabilidad por el desabastecimiento de semiconductores que está afectado a las fábricas de automoción como Stellantis Vigo puede durar hasta finales del 2022.

Seat y Opel

Hay más plantas afectadas en España. Seat ha suspendido para hoy su producción en la línea 2 de Martorell y Opel (también del grupo Stellantis) hará lo propio en sus dos divisiones de Figueruelas (Zaragoza) desde el domingo 22 hasta el miércoles 25. Los últimos datos apuntan a que en esta planta se han dejado de fabricar 100.000 unidades.

Los mayores productores de bienes de consumo electrónico del mundo ya advierten que la inestabilidad por el desabastecimiento de semiconductores que está afectado a las fábricas de automoción como Stellantis Vigo puede durar hasta finales del 2022.