Los vigueses mantienen por su cuenta la procesión del Cristo de la Victoria

Jorge Lamas Dono
jorge lamas VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Por segundo año consecutivo, la situación derivada de la pandemia obligó a suspender la celebración religiosa

02 ago 2021 . Actualizado a las 12:50 h.

Las previsiones del día anterior se cumplieron. Numerosos vigueses no quisieron dejar de celebrar el día del Cristo de la Victoria a pesar de que la situación sanitaria derivada de la pandemia de covid obligó a los organizadores a suspender, por segundo año consecutivo, la salida de la procesión oficial que preside la imagen de Jesucristo crucificado.

Durante todo el día, un flujo de fieles cubrió el recorrido tradicional de la procesión aunque sin formar aglomeraciones. El punto final de la peregrinación, la concatedral y ahora también basílica de Santa María, sí congregó a numerosas personas en los alrededores. Los servicios de organización de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Victoria tuvieron mucho trabajo tanto por la mañana como por la tarde para ordenar los accesos al templo.

Solo se permitía la estancia en la iglesia del Casco Vello a 120 personas al mismo tiempo. Debido a ello, las colas se hicieron cada vez más largas para que los creyentes pudieran depositar sus velas en la iglesia y tener unos minutos de oración en su interior.