Vigo estrena este fin de semana su primera «cocina fantasma»

Begoña Rodríguez Sotelino
begoña r. sotelino VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

M.MORALEJO

Natalia Rey y Andrés Otero están detrás de The Phantom Kitchen Brioche, proyecto independiente de los jóvenes que también pusieron en marcha el hawaiano Terrabowls

31 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las cocinas fantasma eran una tendencia prepandemia cuya llegada no hizo más que acelerar un tipo de negocio que le viene de maravilla a la situación sanitaria que la población arrastra y que ha cambiado el modo de relacionarse. Aquí también el contacto personal físico es cero.

El invento, una tendencia internacional que lleva unos años afianzándose también en España, es otra pata más del entramado virtual en el que nos hemos metido. Una cocina fantasma es la de un restaurante que no existe como tal. No hay un local donde degustar su oferta, ni siquiera donde poder ir a recoger el pedido. Tampoco hay un teléfono al que llamar. Todo se realiza online y a través de terceros: las plataformas de venta y envío a domicilio.

En Vigo, hasta ahora, no había constancia de la existencia de tan interesante invento para los hosteleros, ya que el ahorro de costes que este modelo conlleva son evidentes, al no tener que sufragar gastos como el del alquiler del local, ni contratar a personal para dar servicio en sala a la clientela y muchos otros conceptos que restan pagos en la cuenta mensual.