Farmacias de Vigo ya hacen listas de espera por la escasez de test de antígenos

DANIEL PORTELA OTERO VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

La farmacia Bustillo Mateo (Urzáiz, 52) es una de las que tiene listas de espera
La farmacia Bustillo Mateo (Urzáiz, 52) es una de las que tiene listas de espera Oscar Vázquez

Los proveedores no son capaces de satisfacer la alta demanda de las pruebas

28 jul 2021 . Actualizado a las 11:57 h.

«Deberían llegar más esta semana, pero no lo podemos asegurar» es la frase que más se repite en boca de los farmacéuticos de Vigo al hablar de los autotests de antígenos para detectar el covid-19, que desde el jueves pasado se pueden comprar sin receta. Esto se queda en un supuesto porque los establecimientos ya viven una situación general de escasez. Las pruebas que llegan lo hacen a cuenta gotas y se venden rápido. Por eso algunas farmacias han habilitado listas de esperas. Mientras, otras han decido prescindir de ellas porque o no saben cuándo volverán a disponer de pruebas o no confían en su utilidad. La Voz ha hablado con veinte establecimientos de la ciudad para conocer cuál es la situación actual de la demanda y el stock de estas pruebas.

Estas listas no superan, en su mayoría, las seis personas. La más grande de las consultadas es la de la farmacia Santana-Alonso (Travesía de Vigo, 92), con una docena de clientes en espera. Los números reducidos probablemente estén relacionados con que el test busca resolver una duda urgente en muchos casos. En Bustillo Mateo (Urzáiz, 52) tenían a tres personas anotadas en la mañana de ayer: «No son clientes habituales. Debe ser gente que ya ha buscado en varias farmacias», dice Aurora Seoane. En el lado contrario, en Patricia López Colmenero (Urzáiz, 121) los que reservan los autotests son frecuentes del establecimiento: «Nos acaban de llegar cinco pruebas, pero ya están adjudicadas», decía la titular en la mañana de ayer.

En otros locales prefieren prescindir de este sistema. El principal motivo es la incertidumbre respecto al día de recepción de las pruebas. Muchos esperan que sea esta semana, pero dependen de los proveedores. Otras como Ana Jariod Gómez-Aller -titular de la farmacia de García Barbón, 112- aluden a lo que sucedió cuando se empezó a generalizar el uso de la mascarilla: «Mucha gente después ni venía», dice Jariod. «Estábamos todo el día llamando y la mayoría de gente ya lo había conseguido», afirma Margarita Iturre, titular de la farmacia de Paraguay, 23.