Así está quedando el nuevo Xeral de Vigo por dentro

E. V. Pita / Xoán Carlos Gil (fotos y vídeo) VIGO

VIGO CIUDAD

La Xunta organizará visitas guiadas a grupos de ciudadanos para que disfruten de las vistas panorámicas de la torre de la Cidade da Xustiza

06 jul 2021 . Actualizado a las 23:08 h.

El presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), José María Gómez y Díaz-Castroverde, ha visitado esta mañana el piso piloto de la Cidade da Xustiza de Vigo. Se trata del primer juzgado con las oficinas y despachos amueblados, que está situado en la planta 18 y que corresponderá con el juzgado de lo mercantil número 3 de Vigo. Al hallarse en una de las últimas plantas, es de reducidas dimensiones, lo que hace que los despachos del juez y del letrado judicial solo ocupen 25 metros cuadrados. Tampoco se han colocado mostradores al público porque esa solución se reserva para otros tribunales con mayor tráfico de gente como puede ser instrucción o penal. Un detalle que llamó la atención a los visitantes es que el piso piloto carece de rodapiés pero el arquitecto Alfonso Penela aclaró que el elemento se añadirá después de dar brillo al suelo. Una curiosidad de los despachos es que en el lateral tendrán un parladoiro o banco para esperar.

El presidente del TSXG felicitó al arquitecto y agradeció a la Xunta el hecho que permitiese a los jueces intervenir en el diseño de las instalaciones y proponer soluciones. Durante la visita, una ayudante de Penela desmontó la maqueta de la torre para ir explicando cómo se ocuparán las plantas. Los pisos bajos siguen en reformas aunque la Xunta quiere cumplir su programa de tener la obra lista a finales de otoño. Admiten que hay sorpresas como el retraso en algunos suministros.

La delegada territorial da Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias, desveló que van a organizar visitas guiadas de grupos de ciudadanos al interior de la torre para apreciar las increíbles vistas panorámicas que no se pueden disfrutar desde otro punto de la ciudad y ver las obras de reforma del antiguo hospital Xeral. También le reprochó al Concello que no hubiese humanizado el entorno de la torre a la vez que las obras para revitalizar el comercio del barrio.