Vigo despide a Eladio Fábregas, gran impulsor de su comercio internacional

Alejandra Pascual Santiago
alejandra pascual VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Fallece a los 88 años el exdirector de la agencia de aduanas Alonso y Fábregas, referente del puerto

22 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Vigo despide hoy a Eladio Fábregas Vázquez, uno de los grandes impulsores de la internacionalización y del crecimiento económico de su puerto, el principal pulmón financiero de la ciudad. Falleció ayer, a los 88 años, confortado por el cariño, respeto y admiración de su mujer María Luisa de Villavicencio Solá y de sus hijos Alejandra, Lalo, Nuria, Ligia y Yago.

Hablar de agentes de aduanas en Vigo es hablar de la empresa Alonso y Fábregas, fundada en el año 1934 por Álvaro Alonso Vázquez y Eladio Fábregas Montero. A la muerte de ambos, sus hijos recogieron el testigo. Eladio Fábregas Vázquez tomó las riendas de la firma y supo adaptarla a los tiempos, centrando su actividad en mercados de todo el mundo cuando cayeron las fronteras europeas y se impuso la libre circulación de personas y mercancías entre los países del viejo continente. La exportación del granito de O Porriño a Estados Unidos y Asia (fue uno de los fundadores de la empresa Vasco Gallega) o la importación de madera de África fueron algunas de esas alternativas.

Nacido el 21 de noviembre de 1932, cuando solo tenía 14 años falleció su madre Leonor Vázquez. Eladio fue fiel a su compromiso de guiar y acompañar para siempre a su hermana María Luisa. Comenzó su educación en los Jesuitas y durante su juventud estudió en Irlanda. Su don de gentes, era cordial y conversador, le abrió las puertas a una cena en la embajada española en el país británico.

La caza y la pesca se constituyeron como sus dos grandes aficiones, compartidas con sus amigos los Concheiro, y hasta el día que partió permaneció en su memoria su gran amigo Boro Rocafort. Pedro Núñez, Raúl Rodríguez, Carlos Delfín, Chacaritas, Álvaro Dotras... Todos lo reconocían como una persona trabajadora y generosa con su entorno y con el legado que deja a la ciudad.

Su carácter alegre lo compartió enteramente con 14 nietos: Alejandra, Alberto, María, Gonzalo, Lalo, Ana, Cristóbal, Jacobo, Veva, Nuria, Ligia, Catalina, Inés y Carmen. Ellos le brindaron los años más felices de su vida.

Hoy será su despedida, a las 17.00 horas. en el tanatorio de Emorvisa. El miércoles se celebrará un funeral en la Colegiata a las 19.00 horas.