Un tramo del Camino de Santiago sin ir lejos

Jorge Lamas Dono
jorge lamas VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

GUSTAVO RIVAS

Desde A Guarda o Goián se puede recorrer un buen trecho de la ruta jacobea por la costa siguiendo un patrimonio singular y valioso. En Vigo, que abrirá su albergue el día 29, también

22 jun 2021 . Actualizado a las 00:37 h.

El Camino Portugués de la Costa es la ruta jacobea que, proporcionalmente, más ha crecido en los últimos años. Tras la eliminación de las restricciones de movilidad relacionadas con la pandemia de covid, está renaciendo. En el último mes, la oficina del peregrino ya registró el tránsito hacia Compostela de cerca de doscientas personas, pero en breve volverá a alcanzar cifras importantes. Con la inminente llegada del verano es un buen momento para que sea conocido en profundidad por los propios residentes del recorrido.

A pesar de que fue reconocido oficialmente no hace mucho, Vigo tiene una larga tradición jacobea documentada desde hace quinientos años. En la ciudad confluyen dos caminos, según el estudio realizado hace años por la asociación Amigos de los Pazos. La unión de esas dos vías está en la iglesia románica de Santa María de Castrelos. El punto de origen tradicional del recorrido era Portugal, aunque también en los primeros años del siglo XX se realizaron peregrinaciones desde Vigo de personas procedentes en barco desde el Reino Unido, como la protagonizada por el arzobispo de Westminster en 1909

Una de las opciones que se le planteaba a los peregrinos al llegar a la ciudad de Oporto era avanzar hacia el norte siguiendo la línea de costa hasta alcanzar el río Miño. Ya en tierras del Apóstol, el camino es denominado por los especialistas como Camino Monacal o de la Costa.