Detenido un taxista como presunto colaborador de la trama de prostitución de lujo de Vigo y Pontevedra

L.C.LL. VIGO

VIGO CIUDAD

El conductor llevaba a las chicas a los chalés, hoteles y domicilios y controlaba los servicios que prestaban

12 jun 2021 . Actualizado a las 00:25 h.

La Policía Nacional ha detenido esta mañana a un taxista de Vigo como presunto colaborador de una trama de explotación sexual destapada ayer. Se encargaba del traslado de las mujeres desde sus domicilios a los chalés donde ejercían la prostitución y tenía concertados los servicios y los precios con las dirigentes de la organización criminal que fueron detenidas el día anterior. Presuntamente, el taxista «no se limitaba a llevar a las chicas sino que controlaba el tiempo que estaban prestado los servicios y el número de ellos y los ingresos que podían tener». El conductor trasladaba y controlaba a siete mujeres que en estos momentos eran las víctimas de la trama, pero los investigadores creen que la organización ha explotado a un total de 50 jóvenes. El taxista llevaba a las chicas tanto a las viviendas de alta gama como a hoteles y domicilios particulares.

La Brigada de Extranjeria, UCRIF de la Comisaría de Policía Nacional de Vigo, ha detenido así en total a cinco personas, dos mujeres brasileñas y una colombiana. También han sido detenidos dos hombes, uno era la pareja de una de las proxenetas y el otro es el taxista, que fue arrestado en una investigación relacionada con trata de seres humanos con fines de explotación sexual, prostitución, pertenencia la organización criminal y contra la salud pública, ya que estas personas vendían también drogas y les fueron decomisadas diferentes sustancias. La declaración de una testigo protegido, fue el origen de la investigación en torno a dos chalets dedicados a la prostitución de lujo en las localidades de Vigo y Pontevedra. La vivienda de Vigo estaba situada al comienzo de la avenida del Aeropuerto y la de Pontevedra en la zona residencial de A Caeira, en el término de Poio.

 Fruto de los registros efectuados en los dos chalets, se intervinieron cerca de 3000 euros en efectivo, una importe cantidad de sustancia estupefaciente, con útiles para la transformación y distribución, varios móviles con tarjetas prepago,  TPVs y tickets de pago