Muerde a un policía para evitar que una enfermera le pinche un calmante en Vigo

E. V. Pita VIGO

VIGO CIUDAD

Oscar Vázquez

El implicado fue detenido por pegar a su exnovia en la playa. Un testigo acudió en ayuda de la joven.

09 jun 2021 . Actualizado a las 13:49 h.

La Policía Local de Vigo detuvo ayer a un vigués que fue a la playa de la zona de Alcabre con su exnovia y luego discutieron y, presuntamente, la abofeteó porque él no quiso asumir la ruptura y exigía retomar la relación. La riña fue días después de que hubiese caducado su orden de alejamiento. La Policía quiso calmarlo con sedantes pero él mordió a un sanitario para evitar que le pinchase con la inyección.

Fue detenido por la supuesta comisión de un delito de violencia de género.

Hay que resaltar la acción de un testigo de 31 años que estaba por la zona y que acudió a mediar entre la pareja, ambos de 22 años, y que fue quien denunció la agresión machista que había presenciado y se encaró con el agresor

El implicado, de 22 años, se resistió al arresto y lanzó patadas y escupitajos, y golpeó el coche patrulla. Un sanitario de una ambulancia propuso ponerle una inyección sedante y los agentes movilizaron al detenido pero este quiso evitar el pinchazo y lanzó una patada un agente y mordió en el dedo a otro. La enfermera logró inyectarle el sedante y le administró dos dosis más hasta que se calmó y una ambulancia lo trasladó al Hospital Povisa donde permaneció a la espera de valoración.