Los suelos de la cocina del Cunqueiro se estropean con solo seis años y traerá comida preparada desde Zaragoza

VIGO CIUDAD

M.MORALEJO

Una obra por la mala calidad constructiva obligará a conservar en frío los alimentos ya preparados y llevarlos a Vigo en camiones

08 jun 2021 . Actualizado a las 01:57 h.

Este mes se cumplirán seis años desde que el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo abrió sus puertas y ya está en obras para reparar deficiencias. La concesionaria del centro sanitario, la unión de empresas que redactó el proyecto constructivo, que financió la obra, que edificó el centro y que durante veinte años gestiona los servicios no clínicos, ha tenido que iniciar una importante reforma de la cocina, después de que los suelos y parte de las paredes se echasen a perder por deficiencias estructurales y por la calidad de los materiales empleados. Las deficiencias no se podían solucionar sin una obra, que afecta a todos los espacios del servicio, desde el lugar donde se cocinan los alimentos hasta aquellos donde se almacena la materia prima.

Mientras tanto, la empresa Arcasa, con la que la concesionaria del hospital tiene subcontratado el servicio de cocina, ya está organizando todo para preparar la comida en Zaragoza, donde este grupo tiene su sede central, y traerla a Vigo en camiones. Fuentes que conocen estos planes explican que una parte de los alientos se pueden traer congelados, mientras que para otra se seguirá el sistema que ya se emplea ahora, conocido como línea fría: los alimentos se cocinan, se refrigeran a una temperatura que varía según cuando se espera que se vayan a consumir, se almacenan y se calientan antes de servirlos. Con una diferencia: se cocinarán y después recorrerán 840 kilómetros para llegar a Vigo.

Cada día del año se sirven alrededor de 900 menús en los hospitales de Vigo. Desde el Cunqueiro se cocina la comida que ingieren los pacientes que están en ese hospital, en el Meixoeiro o en el Nicolás Peña.