La autovía de Vigo a O Porriño se somete a un nuevo asfaltado parcial para rebajar sus baches

Carlos Punzón
C. Punzón VIGO

VIGO CIUDAD

Oscar Vázquez

Desde esta noche a la del viernes se rehabilitará el firme entre Puxeiros y la villa del Louro

27 may 2021 . Actualizado a las 01:57 h.

La autovía de Vigo a O Porriño (A-55) se someterá desde esta noche a la madrugada del viernes a un lavado de cara mediante la rehabilitación de su firme en uno de los tramos más castigados del vial, el que va desde el alto de Puxeiros a la villa del Louro. El Ministerio de Transportes llevará a cabo el parcheado de la carretera entre los kilómetros 7,6 y 11,56, lo que redundará en la capacidad de uso del vial.

En concreto, desde esta noche hasta las 6 horas de mañana se cortará el tráfico de uno de los carriles sentido Vigo, entre los kilómetros 9,65 y 11,56, quedando operativo el carril restante en el mismo sentido. En la siguiente noche y desde las 22 horas se cortará el tráfico a la altura del kilómetro 9,90. 

El pasado marzo se anunció que la A-55 sería sometida al enésimo parcheo de su asfalto para reparar el campo minado en el que se había convertido su trazado entre Vigo y O Porriño. El reguero de baches que este año llegó a acumular, especialmente a lo largo del trayecto que atraviesa Mos, fue solventado con carácter de urgencia con un rebacheo temporal para minimizar las incomodidades y riesgos que los desperfectos en el firme causaban al tráfico en una arteria con más de 60.000 usuarios diarios.