Cuando la voz de Battiato sonó en directo en Vigo

Begoña Rodríguez Sotelino
Begoña R. Sotelino VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

XOAN CARLOS GIL

En septiembre del 2015 el músico italiano repasó sus grandes éxitos en un concierto para el que se agotaron las entradas

18 may 2021 . Actualizado a las 13:21 h.

Aún no había covid ni se le esperaba, así que el 4 de septiembre del 2015 el Auditorio Mar de Vigo estaba lleno a reventar para escuchar a Franco Battiato y no era razón para llamar a la policía, como ocurrió con el de Andrés Suárez. Solo lo era para llamar a alguna amiga que no había podido asistir y enviarle un vídeo desde allí. Con los acordes de L’ombra della luce y Le sacre sinfonie del tempo, ambas del disco de 1991 Come un cammello in una grondaia, arrancaba aquel esperado recital, tan esperado como que se aplazó en mayo y tampoco fue por coronavirus. Fue porque el siciliano se cayó al final de su concierto en el Teatro Petruzzelli de Bari y se rompió el fémur unos días antes de cumplir 70 años. Regalazo del destino.

Pero unos meses después Vigo vio danzar a Battiato y ofreció un espectáculo intenso en el que repasó grandes éxitos de su carrera. A la ciudad llegó en un día muy vigués, de protesta masiva, en este caso, sobre las condiciones del nuevo hospital, el ya casi viejo Cunqueiro. De hecho, las crónicas recuerdan que la manifestación le pilló camino del restaurante vegetariano ubicado en la calle Brasil en el que cenó junto a su equipo. Los que estuvieron con él lo calificaron como un hombre «afable y dicharachero» que también fue muy amable con los fans que le salieron al paso en el vestíbulo del hotel vigués en el que se alojó. Mientras se fotografiabancon él confesaban que venían de otras localidades españolas para verle. Para verle danzar y, sobre todo, para disfrutar de sus melódicas composiciones y armonías cargadas de sensibilidad, como Prospettiva Nevski, L’era del cinguiale bianco, E ti vengo a cercare o La stagione dell’amore, que fueron coreadas con auténtica devoción.

Fue la primera actuación en Galicia del italiano, que llevaba más de 40 años sobre los escenarios. No fue la única, pero ya no habrá más. El artista siciliano ha fallecido.