Sigue la fiebre de las gasolineras «low cost» y Vigo tendrá la cuarta

alejandro martínez VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Oscar Vázquez

Una empresa invertirá 450.000 euros en San Andrés de Comesaña

12 may 2021 . Actualizado a las 22:16 h.

Las gasolineras de bajo coste están despegando en Vigo. Los conductores confían cada vez más en estas estaciones de servicio que ofrecen unos precios más ventajosos respecto a las compañías que hasta hace poco tiempo tenían controlado el mercado.

La primera en aparecer fue la del Alcampo de la Avenida de Madrid, a la que siguió Bye en Lavadores y la de Oleno en Camposancos. A ellas se suma una cuarta. La Gerencia de Urbanismo otorgó ayer la licencia para la construcción de una nueva estación de servicio en el numero 159 de la Estrada de Matamá-Pazó, en la parroquia de San Andrés de Comesaña.

Tendrá acceso desde la PO-552. Será la tercera gasolinera en un tramo de apenas medio kilómetro. Muy cerca se encuentra una de Repsol y otra de Olano. A diferencia de aquellas, la nueva se encuentra en la otra mano, en sentido hacia Vigo. De esta forma esperan captar a los usuarios que llegan desde Baiona y Nigrán, para que no tengan necesidad de hacer un cambio de sentido en la rotonda si necesitan repostar.

La sociedad mercantil que promueve este proyecto se denomina Inversal Patrimony S.L., vinculada con la empresa Elevadores Rama. La inversión prevista supera los 450.077 euros. Según el proyecto, será una estación de servicio asistida para la distribución al por menor de combustible. Estará compuesta por una marquesina de 268 metros cuadrados, un edificio comercial de 85 metros y una zona de lavado de coches de 182 metros cuadrados. La superficie total construida será de un total de 536 metros. La nueva gasolinera contará con tres surtidores.

Explanada

El negocio estará ubicado en una amplia explanada cercana al restaurante O Lagar, que actualmente muchos conductores utilizan para aparcar. La parcela afectada proviene de una licencia de parcelación aprobada en noviembre y cuenta con 2.470 metros cuadrados de superficie.

El Concello ha concedido la autorización gracias al Instrumento de Ordenación Provisional que entró en vigor hace dos años. El suelo está clasificado como urbano consolidado para edificación industrial, «onde as obras solicitadas e o uso pretendido resultan persmisibles», según consta en el expediente municipal. Además de la licencia, ya cuenta con la autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea en materia de servidumbre aeronáutica y autoriza la construcción de la estación de servicio y el uso de una grúa móvil.

Está previsto que las obras de construcción empiecen ya en breve. El plazo de inicio no puede exceder los seis meses para que el permiso no caduque. Las personas que se consideren afectadas por las futuras instalaciones tienen un plazo de un mes para alegar ante el Concello y de dos para presentar un recurso contencioso administrativa.

Además se está tramitando una quinta gasolinera low cost en Vigo. Desde hace meses se informa en un cartel de la próxima apertura de una estación de servicio en la avenida de Ricardo Mella, frente a la estación depuradora. En este caso, no estará asistida por personal para ahorrar gastos que repercutan en el precio y será de autoservicio.

1,413 €/litro

Precio medio no low cost

En las gasolineras de bajo coste los precios iban de 1,278 en Alcampo a 1,297 en Oleno

1,272 €/litro

/

En gasolineras tradicionales

El precio del diésel en las estaciones de servicio low cost va de 1,156 a 1,167.

«Nos va muy bien porque los usuarios cada vez confían más en nuestro producto»

Las gasolineras de bajo coste van comiendo terreno a las firmas tradicionales. Nati Zurdo, responsable de la gasolinera Oleno, en Camposancos, afirma que la demanda es creciente. Empezaron su actividad en febrero del año pasado con ocho empleados y ahora ya son 14. Más de 1.500 conductores repostan a diario en esta gasolinera que hace la competencia directa la a de Repsol, situada a poca distancia.

«Nos va muy bien. La pandemia nos ha hecho daño, pero nos vamos manteniendo», asegura. Los consumidores confían en el producto que sirven estos establecimientos. Nati afirma que hay muchos bulos en torno a la calidad del combustible.

«El producto viene del mismo sitio. La Xunta ha venido a analizarlo y está perfectísimo. No tenemos nada que ocultar», afirma. «Escuchamos muchas noticias falsas y gente que decía que con el tiempo íbamos a dejar de vender, pero aquí estamos y seguimos vendiendo cada vez más». Afirma que «todo el combustible procede del mismo sitio». Además de los precios competitivos, cree que ofrecen un servicio cómodo a los usuarios, que no tienen que bajarse de sus vehículos ni siquiera para pagar.

Nati Zurdo dice que Oleno prendió la mecha para la apertura de nuevas estaciones de servicio. «Era un mercado muy cerrado y se están abriendo muchas en toda la provincia», afirma. La Xunta aprobó en marzo de 2015 un decreto cuyo objeto era facilitar la apertura de gasolineras independientes y así intentar abaratar los precios del combustible en Galicia. Tres años después lo modificó para reducir los plazos de tramitación y evitar demoras en la apertura.