Actitudes a eliminar cuando hay una paliza


De nada vale estar advirtiendo día sí y día también que las principales personas que pueden poner fin a la lacra de la violencia de género son las propias maltratadas con sus denuncias, si después acontecen hechos como el de un menor de Vigo que, al tratar de defender a una mujer del ataque de su novio, acaba siendo denunciado por la agredida.

Confío en que la denuncia contra él presentada durase sin ser archivada de oficio lo que un caramelo a la puerta de un colegio, pero, aún con esas, al muchacho nadie le quita el mal rato pasado.

No obstante, me ofrezco a, si fuera necesario, defender desinteresadamente al joven e injustamente tratado héroe vigués. Ha sido un ejemplo para todos. No dudó en arriesgar su integridad física por ayudar a una mujer que estaba siendo apaleada por su pareja y seguro que lo volvería a hacer. Demostró sobradamente que es de una pasta especial, pese a la pésima reacción de la primero víctima y poco más tarde indignada acusadora. «A mi novio no lo vais a detener», gritó, como queriendo dejar claro que este era muy libre de tratarla como le viniera en gana.

Así como el ejemplo del muchacho es digno de todo elogio, vergonzante fue la actitud de la mujer. No solamente por dar por bueno que su pareja le puede dar una paliza cuando le venga en gana, sino porque con gestos como este tira por tierra tanta lucha de toda una sociedad a favor de la tolerancia cero en asuntos de violencia de género.

Soy consciente de que lo sucedido ha sido una excepción, pero también lo soy respecto a que, desgraciadamente, todavía quedan mujeres que viven ancladas en tiempos pasados en los cuales pegarle a tu pareja era algo no susceptible de alcanzar la categoría de noticia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
50 votos
Comentarios

Actitudes a eliminar cuando hay una paliza