Actitudes a eliminar cuando hay una paliza

Ignacio Bermúdez de Castro
Ignacio Bermúdez de Castro PASOS SIN HUELLAS

VIGO CIUDAD

15 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

De nada vale estar advirtiendo día sí y día también que las principales personas que pueden poner fin a la lacra de la violencia de género son las propias maltratadas con sus denuncias, si después acontecen hechos como el de un menor de Vigo que, al tratar de defender a una mujer del ataque de su novio, acaba siendo denunciado por la agredida.

Confío en que la denuncia contra él presentada durase sin ser archivada de oficio lo que un caramelo a la puerta de un colegio, pero, aún con esas, al muchacho nadie le quita el mal rato pasado.

No obstante, me ofrezco a, si fuera necesario, defender desinteresadamente al joven e injustamente tratado héroe vigués. Ha sido un ejemplo para todos. No dudó en arriesgar su integridad física por ayudar a una mujer que estaba siendo apaleada por su pareja y seguro que lo volvería a hacer. Demostró sobradamente que es de una pasta especial, pese a la pésima reacción de la primero víctima y poco más tarde indignada acusadora. «A mi novio no lo vais a detener», gritó, como queriendo dejar claro que este era muy libre de tratarla como le viniera en gana.