Los granos de polen que respiran los vigueses

En esta primavera se están dando unas condiciones favorables para las alergias


Amigos da terra vigo@tierra.org

Seguro que desde hace unos días han visto por doquier ese polvillo color amarillo azufre depositado en cualquier superficie exterior y especialmente en el borde de los charquitos. Es la poco discreta manera que tienen los pinos de recordarnos que estamos en primavera, o lo que es lo mismo, que con escaso éxito en el caso de nuestra especie estamos siendo polinizados por vía aérea.

Para el 30 % de vigueses y viguesas no es una noticia especialmente feliz, como da testimonio el lloro y moqueo producido por la alergia, aunque como no hay mal que por bien no venga el uso generalizados de las mascarillas ha conseguido mitigar mucho las afecciones alérgicas, sobre todo las leves. Esto del polen primaveral es variable de un año a otro, pero este año se están dando unas condiciones especialmente favorables, por eso podríamos actualizar algunos datos de lo que estamos respirando, o no gracias a las mascarillas.

Ante todo precisemos que no todas las plantas recurren a la dispersión por el viento (anemófila, que dirían los íntimos), solamente la mitad, el resto son felizmente polinizadas selectivamente por los insectos polinizadores, y conviene recordar una vez más el dramático descenso de los susodichos. Las demás son las que utilizan el viento para soltar polen al mogollón, y que haya suerte y caiga donde debe para fertilizar a sus congéneres, por lo que comprensiblemente cuanto más suelten, más probabilidades de éxito.

Vamos con los datos concretos de Vigo con base en secuencias temporales registradas desde hace años por la red aerobiológica de Galicia. Aspiren fuerte. Granito más, granito menos, acabamos de respirar una parte de los 31.000 granos de polen que pululan por la atmósfera viguesa en cada metro cúbico de aire. Dicho así parece mucho, pero no es apenas nada comparado con la que se está liando ahora fuera de la ciudad, que es desde donde nos llega la mayoría. La deforestación de arbolado urbano y el enlosetado general de zonas verdes se nota también en esto. De todas formas podemos afinar más.

En este mismo instante usted respira por cada metro cúbico de aire 5.889 granos de polen de pinos, 4.120 granos de polen de ortigas, 3.067 granos de polen de carballos, y 3.540 granos de polen de una variada colección de gramíneas. El otro polen alergógeno que está aumentando en la ciudad es el de los olivos, por esta absurda moda de arrancarlos de sus tierras de origen para colocarlos como árboles ornamentales. Para la mayoría de la ciudadanía viguesa no vegetal la cosa tampoco tiene especial trascendencia, pero vamos con el asunto de las alergias.

En estas cosas influyen por una parte la sensibilidad individual ? por eso a unas personas les afecta mucho y a otras nada ? y por otra parte la exposición, que explica que nos afecte el que se dispersa por el aire y no el que transportan esforzadamente los insectos. Quien nos hace la puñeta alérgica, disculpando, son las glicoproteínas que contiene cada grano de polen que son muy variables en cada tipo de planta. Recordemos, para los casos severos de reacciones alérgicas, que entre nuestro excelente personal sanitario público (nunca les agradeceremos lo suficiente su esfuerzo) contamos concretamente en Vigo con grandes especialistas en los servicios de alergología. Conviene recordarlo y resaltarlo porque cortar los árboles y cubrir de cemento los espacios verdes es un ejemplo de manual de un remedio peor que la enfermedad.

Recordemos la denominada por el Concello como «guerra a los chopos» que la motosierra municipal terminó ganando. Los propios alergólogos nos decían que no, que a pesar de su llamativo aspecto, las volátiles semillas de los chopos no producían alergias relevantes (infinitamente menores que otras especies) pero igualmente se talaron todos. No olvidemos que, con estornudos estacionales o sin ellos, vivimos gracias a las plantas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los granos de polen que respiran los vigueses