Una fiesta nocturna de médicos en un piso de Vigo se salda con 8 identificados

e. v. pita VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Imagen de archivo de un coche de la Policía Local de Vigo
Imagen de archivo de un coche de la Policía Local de Vigo Pita

Los agentes aguardaron hasta el amanecer para identificar a los invitados que salían a la calle porque, durante la noche, se negaron a abrir la puerta del domicilio

10 abr 2021 . Actualizado a las 19:55 h.

La Policía Local de Vigo identificó a ocho asistentes a una fiesta organizada en un piso alquilado por dos médicos del Hospital Álvaro Cunqueiro en la calle Rosalía de Castro, número 58. Los inquilinos se negaron a abrir la puerta a los agentes, que acudieron cuatro veces al domicilio por las quejas vecinales de ruidos y música alta en plena madrugada. Los invitados siguieron con la celebración nocturna sin abrir la puerta, un invitado hizo un gesto obsceno a los agentes y pasaron toda la noche dentro del piso. Una patrulla hizo guardia y, a partir de las 7.30 horas, identificó a, al menos, ocho invitados que abandonaban la vivienda y salían a la calle. Sospechan que puede haber más y que la reunión podría acoger a más de una decena de personas.

La Policía Local cree que gran parte de los asistentes eran médicos, por lo que contaron los vecinos y la propietaria del piso, pero no lo saben con certeza, por lo que lo están investigando pero todo apunta a que era una fiesta de médicos. Según contó la casera al 092, el piso fue alquilado a un traumatólogo y un psiquiatra del Cunqueiro, el mayor hospital de Vigo.

La fiesta comenzó a las 23.05 horas, cuando los vecinos se quejaron a la centralita de los ruidos y música alta en un piso alquilado por dos médicos. Al llegar allí, diez minutos después, los agentes timbraron pero nadie les abrió la puerta. Oyeron voces y risas de hombres y mujeres. Miraron por la mirilla y distinguieron a seis personas dentro de la casa. Los funcionarios les hablaron pero, desde dentro, una persona les hizo, según dice el 092, un corte de mangas a los patrulleros.

 Los agentes volvieron al piso a las 1.10 horas, a las 2.30 y a las 3.00 horas, sin que ninguna vez los organizadores de la fiesta abriesen la puerta.

A partir de las 7.30 horas, la Policía Local montó un dispositivo y pilló a los invitados según iban saliendo a la calle hasta las 9.00 horas para identificarlos de cara a una sanción por molestias a los vecinos o posibles infracciones por covid. A partir de hoy está permitido reunirse entre no convivientes en espacios cerrados.

Seis sancionados en residencia universitaria

La Policía Local identificó a cinco jóvenes que participaban anoche en una fiesta en una residencia universitaria de la calle Emilia Pardo Bazán. Los agentes entraron en el edificio, de cuatro plantas, y descubrieron a muchos jóvenes caminando por las plantas sin mascarilla. Huyeron a sus habitaciones y los agentes solo pudieron identificar a cinco que no usaban el cubrebocas. Además, les acusan de lanzar objetos desde las ventanas de la residencia contra los coches aparcados.

También hicieron guardia en el número 12 de la calle Churruca porque hay un piso de estudiantes que causa continuas molestias por la noche a los vecinos debido a las fiestas que organizan. Nunca abren la puerta pero los agentes ven la luz y música encendida.

Por la noche, también se localizó a las 23.30 horas a un conductor ebrio que circulaba fuera del toque de queda y se elevaron nueve propuestas de sanción; a tres de ellas por incumplir el toque de queda y seis por no usar la mascarilla.