El Ayuntamiento de Vigo retira el decreto que obligaba a trabajar a los bomberos en días libres

J. R. VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

En Vigo trabajan de 12 a 15 bomberos por turno.
En Vigo trabajan de 12 a 15 bomberos por turno. XOAN CARLOS GIL

El decreto ilegalizado por sentencia firme ha dejado de aplicarse

01 abr 2021 . Actualizado a las 23:01 h.

Los bomberos de Vigo, de no plantarse ante la justicia en el otoño del 2019, seguirían hoy trabajando bajo el yugo de un decreto laboral que obligó a la plantilla a trabajar también en días de descanso. Nadie en la Concejalía de Seguridad Ciudadana -con el exsindicalista de la UGT Carlos López Font al frente- advirtió que el decreto impuesto, según las sentencias judiciales posteriores, arrastraba a los funcionarios a un escenario laboral «esclavista», según recogía la sentencia en primera instancia. Tampoco nadie, ya con la exministra Elena Espinosa reemplazando a Font en la concejalía, advirtió que aquellas imposiciones firmadas en documento oficial se les acabarían volviendo en contra. Lo más curiosos de todo fue que, ya con una sentencia firme en la mano, la concejalía no acababa de cumplir la sentencia, demorándose más de medio año.

Un mal gesto que, a la hora de la verdad, hubo que digerir sí o sí llamando a negociar a los mismos sindicatos que iniciaron esta batalla judicial, ya finalizada con victoria para la plantilla frente a las decisiones municipalistas. La negociación, a ojos de la concejalía, implicaba rebajar los servicios mínimos obligatorios, de 27 funcionarios por turno entre los parques de Teis y Balaídos. Los responsables del departamento ofertaron rebajarla a la mitad, pero los sindicatos se negaron y, para facilitar una solución, desconvocaron la huelga. Un parón igualmente rodeado de polémica e incluido en una procedimiento judicial. Los bomberos denunciaron al Ayuntamiento por no respetar el derecho a huelga de sus trabajadores, y las sentencias son todas favorables para los funcionarios. Lo dice otro juzgado de Vigo, que igualmente da la razón a los trabajadores y condenó al Ayuntamiento a respetar un derecho tan fundamental. En ambos fallos se acentúa la particularidad de que algo así ocurra ya con dos décadas superadas del siglo XXI.

Lo más curioso, según relatan en la plantilla, es que la dirección de los bomberos reconoció ante el juez la necesidad de mantener 27 bomberos por turno en la ciudad para garantizar la seguridad. Ya ante los trabajadores, explican testigos de reuniones, trasladan que la seguridad de la ciudad está en buenas manos con menos efectivos. Las mismas fuentes añaden que esta situación genera, desde hace tiempo, una situación que no se ajusta a lo recogido en la sentencia judicial que aparca el decreto esclavista. Actualmente, en cada turno de trabajo y entre ambos parques de bomberos en la ciudad, trabajan una media de 12 a 15 funcionarios. Lo normal, para cumplir lo establecido, es que, al menos se ubique en 25.