Crímenes impactantes del Vigo negro

j. miguel gonzález fernández HISTORIADOR Y MIEMBRO FUNDADOR DEL INSTITUTO DE ESTUDIOS VIGUESES

VIGO CIUDAD

Dinero y amoríos, motivos más comunes de los asesinatos del siglo pasado

28 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La ciudad de Vigo y su comarca se considera hoy de las más seguras de España (en el 2018 no hubo ningún homicidio). Eso no quita para que guarde su historia negra de crímenes que tuvieron una señalada repercusión social y mediática. Rememoremos algunos de los de más impacto.

Un trágico suceso que conmocionó a todo Vigo fue el asesinato de M.F.R., de 71 años, sereno de los talleres Troncoso y Santodomingo en García Barbón-Areal la noche del 23 al 24 de diciembre de 1928. Tres indivíduos: J.V. M., M.P.P (huérfano de niño). B.G.P., los dos primeros con mote quinqui, el José ayudante de calderero allí con un sueldo de 5,5 pesetas al día. Los dos últimos se conocían de la prisión de Pontevedra, y todos eran habituales de las tabernas de mala nota de A Ferrería. Amparándose en la noche, saltaron una tapia baja y sorprendieron al sereno cuando este iba a calentarer la cena, golpeándole con un palo y, amordazándole con un pañuelo que produjo la muerte por asfixia del infortunado y luego le ataron a una pieza de hiero, quedando el camino expedito para reventar con profesionalidad la caja fuerte; se afirma que uno sentenció: «pájaro muerto, no habla». En el juicio intervinieron abogados defensores tan reputados como el pontevedrés Isidoro Millán y el olívico Valentín Paz Andrade. La Audiencia Provincial (4 magistrados) condenó a cada uno a 30 años de cárcel, pérdida de derechos civiles, 15.000 pts. de indemnización a la familia de la víctima y 2.510 pts. A los empresarios A Troncoso y J. Santodomingo por la cantidad sustraída.

M. F., anciana de 77 años daba hospedaje en su casa de la rúa de A Ferrería a gentes de misérrima condición. El 14 de noviembre de 1932, uno de ellos, A. P., de 38 años, jornalero y natural de Peitieiros (Gondomar), le asestó un golpe mortal con una hoz mortal cuando estaba atareada en la cocina. Revolvió la vivienda en busca de dinero, pero sólo encontró 37 pts. De plata. Huye hasta que es capturado. También este crimen tuvo gran eco en Vigo. ! A lo que lleva la indigencia¡