Crímenes impactantes del Vigo negro

Dinero y amoríos, motivos más comunes de los asesinatos del siglo pasado


Historiador y miembro fundador del Instituto de Estudios Vigueses

La ciudad de Vigo y su comarca se considera hoy de las más seguras de España (en el 2018 no hubo ningún homicidio). Eso no quita para que guarde su historia negra de crímenes que tuvieron una señalada repercusión social y mediática. Rememoremos algunos de los de más impacto.

Un trágico suceso que conmocionó a todo Vigo fue el asesinato de M.F.R., de 71 años, sereno de los talleres Troncoso y Santodomingo en García Barbón-Areal la noche del 23 al 24 de diciembre de 1928. Tres indivíduos: J.V. M., M.P.P (huérfano de niño). B.G.P., los dos primeros con mote quinqui, el José ayudante de calderero allí con un sueldo de 5,5 pesetas al día. Los dos últimos se conocían de la prisión de Pontevedra, y todos eran habituales de las tabernas de mala nota de A Ferrería. Amparándose en la noche, saltaron una tapia baja y sorprendieron al sereno cuando este iba a calentarer la cena, golpeándole con un palo y, amordazándole con un pañuelo que produjo la muerte por asfixia del infortunado y luego le ataron a una pieza de hiero, quedando el camino expedito para reventar con profesionalidad la caja fuerte; se afirma que uno sentenció: «pájaro muerto, no habla». En el juicio intervinieron abogados defensores tan reputados como el pontevedrés Isidoro Millán y el olívico Valentín Paz Andrade. La Audiencia Provincial (4 magistrados) condenó a cada uno a 30 años de cárcel, pérdida de derechos civiles, 15.000 pts. de indemnización a la familia de la víctima y 2.510 pts. A los empresarios A Troncoso y J. Santodomingo por la cantidad sustraída.

M. F., anciana de 77 años daba hospedaje en su casa de la rúa de A Ferrería a gentes de misérrima condición. El 14 de noviembre de 1932, uno de ellos, A. P., de 38 años, jornalero y natural de Peitieiros (Gondomar), le asestó un golpe mortal con una hoz mortal cuando estaba atareada en la cocina. Revolvió la vivienda en busca de dinero, pero sólo encontró 37 pts. De plata. Huye hasta que es capturado. También este crimen tuvo gran eco en Vigo. ! A lo que lleva la indigencia¡

Dando un salto en el tiempo, en la tarde-noche del 20 de abril de 1974 era asesinado A. A.R.. El empresario, de 57 años, cogiera el testigo de los negocios de su padre Hermenegildo en 1962. Era director general de conservas Alfa, consejero de la industria Bernardo Alfageme, presidente de la Unión de Fabricantes de Conservas, cónsul de Chile y fuera presidente del R. C. Celta (1958-1959). Su cadáver fue encontrado por un familiar alarmado por su ausencia en su despacho,de la calle Felipe Sánchez. Pesentaba 14 heridas de estilete (con ensañamiento), todas en la mitad superior del cuerpo, ninguna mortal de necesidad; y se defendió de su agresor. Encima de la mesa un pagaré al portador de 150.000 pts. En su agenta, 7 números telefónicos de mujeres, entre ellas M.C.P.D., esposa del industrial de butano F.R.R., que los descubriera saliendo de una pensión de Alfonso XIII. Este confesó ser el autor del crimen. La Audiencia de Pontevedra, con atenuante de enajenación transitoria le condenará finalmente a 5 años de prisión y 900.000 pts. de indemnización a los herederos. Pero también corrió la especie de que tenía que ver con el escándalo de Reace, desaparición de 4 millones de litros de aceite (170 millones de pts.), de la Comisaría General de Abastos, que tenía en su fábrica de Redondela.

Antes los llamaban «crímenes pasionales», hoy «crímenes machistas», pero detrás se esconde lo mismo, y eran legión, predominando en los ambientes campesinos. Por ejemplo, en la parroquia de Fornelos (Salvaterra) J.G.B., natural de Argentina, de 26 años, tenía relaciones amorosas (más bien de romería) con E.C.I., de 19, que tras volver de estar apartada en Vigo, el 28 de juio de 1926, al negarse ella a hablarle, le descerrajo 6 tiros con una pistola Browning y huyó a a Portugal. Otro: A.R.,de 28 años, de Nadín (Nigrán), de 25 años que hizo la mili en África, rondaba a la joven C.G.R., y al devolverle sus cartas una noche en el patín de su casa, recibió 2 tiros mortales, suicidándose después el de un tiro en la boca. También se suicidó el 28 de juio de 1926, en Xinzo (Ponteareas) J.G.B., después de asesinar a su presunta novia E.C.I. El modelo se repite.

En Galicia, a menudo, las herencias son causa de disputas, que pueden acabar en dramas, sobre todo en el rural. El vecino de Comesaña B.A.C., ex-alcalde de Bouzas y ex-juez municipal, que recibiera un legado de un tío cura, había amasado una considerable fortuna. El 14 de marzo de 1924, con motivo de desavenencias por su herencia, su nieto, el joven Cándido, fue asesinada por su hermano Ramón, quien se declaró culpable del fratricidio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Crímenes impactantes del Vigo negro