Pescan en aguas de Samil a un ladrón que huía a nado con una caja registradora

La Policía Nacional hizo los arrestos, la Guardia Civil del Mar rescató al fugitivo y la Policía Local de Vigo está pendiente de que baje la marea para localizar el botín.


Vigo / La Voz

Un supuesto ladrón intentó huir a nado en la playa de Los Olmos tras ser sorprendido anoche por la Policía cuando robaba una caja de caudales de un bar de Samil, en Vigo. El implicado, un joven de 34 años, metió el botín en el agua y pasó media hora nadando hasta que lo pescó una patrullera de la Guardia Civil. Fue trasladado al muelle de A Laxe para comprobar si sufría hipotermia.  Agentes de la Policía Local de Vigo hacen guardia y esperan a que haya baja mar para localizar en la orilla la caja con el dinero del botín.

 La Policía Nacional de Vigo indicó que los detenidos son dos vigueses, uno de 50 años y otro de 34. El mayor suma 14 arrestos anteriores y el segundo, diez. Les atribuyen un delito de robo con fuerza en tres bares de la zona de Samil y Alcabre: el Lúa Chea, el San Remo (donde forzaron la puerta y se llevaron la caja registradora y botellas), La Vela Marina Cíes. Buscaban alcohol y dinero.

Se movían por la zona con un coche robado y tenían preparada una bicicleta, cargada con barras de aluminio, como plan B de fuga. Sin embargo, fueron descubiertos y su huída movilizó a tres cuerpos policiales.

Los implicados, que iban vestidos de negro, empezaron su ronda de saqueos en Alcabre, donde rompieron a pedradas la puerta del bar Lúa Chea en la calle Santo Cristo a las 22.47 horas de ayer, después de comenzar el toque de queda Luego, se desplazaron en un coche robado hasta Samil, donde desvalijaron otros tres bares. Fueron cercados por la Policía a las 0.10 horas de hoy. 

Uno de los ladrones, al ver llegar a la policía, se escondió detrás de un muro del paseo de Samil mientras el otro, al ser localizado merodeando por la cafetería Marina Cíes, se lanzó al mar y se puso a nadar con la caja registradora. La soltó en el agua porque su elevado peso hacía de lastre.

Los agentes le rogaron al fugitivo que volviese a tierra porque era muy peligroso internarse en el mar en plena noche. Hizo caso omiso y siguió nadando hasta que, cansado, se agarró a unas rocas y esperó allí a que lo detuviesen. Veinte minutos después llegó una patrullera de la Guardia Civil del Mar y unos agentes lo recogieron a bordo de una lancha fueraborda.

 Lo trasladaron al embarcadero de los barcos de ría, en A Laxe. Por temor a que sufriese una hipotermia, una ambulancia lo trasladó al Hospital Povisa. Tras recibir el alta, acabó en los calabozos de la comisaría.

Su cómplice fue detenido poco después cerca del bar El Camaleón, detrás de un muro. El implicado llevaba entre su botín material de obra robado de la cúpula del bar, que está cerrado definitivamente. Además, habían preparado una bicicleta para huir.

Gente paseando en Samil
Gente paseando en Samil

Aparcaron su coche (robado en febrero) cerca de las obras de construcción de un nuevo hotel. Dentro, los agentes hallaron 14 botellas de alcohol, una cadena de música, material de obra, destornilladores y utensilios de ferretería. 

La Policía Nacional, que practicó las detenciones, sostiene que el fugitivo a nado se habría ahogado, con toda probabilidad, de habérsele enganchado la caja al cinto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pescan en aguas de Samil a un ladrón que huía a nado con una caja registradora