El Círculo de Empresarios teme que A Coruña y Leixões fagociten al puerto de Vigo

Pide un alianza de toda la ciudad en favor de uno de sus motores económicos


vigo / la voz

El Círculo de Empresarios de Galicia ha activado la alarma sobre el futuro del puerto de Vigo. Los empresarios vigueses temen que los compromisos logrados por el puerto de A Coruña para dotar a su muelle exterior de «potentes infraestructuras ferroviarias», y el norte de Portugal impulse el plan de Leixões de captar rutas transoceánicas, acaben por fagocitar al puerto de Vigo al dejarlo sin tráficos.

Es la segunda vez en este año que el Círculo advierte del declive de la infraestructura portuaria olívica, que recuerda consiguió en la última década apenas un 1 % de incremento de sus tráficos frente a la media del 30 % de la media de la red portuaria del Estado, «y es de los cinco puertos gallegos de interés general, el que ha registrado una peor evolución», añade.

El Círculo de Empresarios se congratula del anuncio hecho la semana pasada por el Ministerio de Transportes de que lanzará en abril un estudio de alternativas para diseñar la salida sur ferroviaria de Vigo hacia Portugal, así como un ramal al muelle de Bouzas. Pero, la organización empresarial se hace eco de que dichos proyectos tienen ya una antigüedad de veinte años sin que haya supuesto ningún avance dicha insistencia en su ejecución. Llama la organización patronal a un entendimiento pleno de todas las instituciones respecto a las propuestas ferroviarias para la ciudad, para evitar que de nuevo quede aparcado. «La convivencia puerto-ciudad no siempre es fácil», advierte el Círculo aludiendo al rechazo de la alcaldía al ramal a Bouzas, pero insiste en la importancia capital del puerto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Círculo de Empresarios teme que A Coruña y Leixões fagociten al puerto de Vigo