La hora de que el puerto de Vigo se suba al tren

La salida sur comprometida por el Gobierno debe resolver la llegada del ferrocarril a Bouzas y su paso por Coia


vigo / la voz

Hace más de 20 años que ingenieros de Renfe integrantes de la sección sindical de UGT plantearon un nuevo papel de Vigo en el mapa ferroviario. Idearon una línea de 15,4 kilómetros desde la estación de Urzaiz a O Porriño con la que un tren podría circular sin transbordos ni rodeos entre A Coruña y Lisboa. Nacía la idea de la salida sur, que reconvertiría a la estación viguesa de última parada a una intermedia con la que poder multiplicar el número de trenes hacia el resto de Galicia, Portugal y la Meseta al interconectar de forma directa a mucha más población.

La idea propició pensar en enlazar esa salida con el puerto en Bouzas, ligar sus muelles a la malla ferroviaria y elevar la capacidad logística del puerto y la industria viguesa. Ambos proyectos acaban de recibir el visto bueno gubernamental en el encuentro que presidente de la Xunta y ministro de Transportes celebraron el miércoles, tras eso sí, la presión clave de Portugal por conectar Lisboa y Oporto en alta velocidad con Vigo en lugar de hacerlo con Madrid.

Pero, ¿es técnicamente posible el ramal portuario? ¿Qué aportaría? ¿Supondría urbanísticamente la división de la ciudad? ¿Quién lo apoya y quién lo rechaza?

Para qué

Más capacidad portuaria. El puerto y el tren se unieron en 1902 y se mejoró su conexión en 1963. Aún hay 15 kilómetros de vías férreas tendidas en instalaciones portuarias, pero no llegan a Bouzas, la terminal especializada en tráficos de mercancía general de barcos a tierra mediante vehículos (ro-ro), con un papel protagonista para los coches fabricados en la planta viguesa de PSA. La conexión de Bouzas con la salida sur reduciría los costes de transporte que ahora se hace en camiones, lo que potenciaría su capacidad de atracción de más tráficos, incluso del norte de Portugal. Interconectaría también el puerto y la plataforma logística de la Plisan, pudiéndose cargar los vagones en el muelle. El Puerto calcula que un ramal ferroviario a Bouzas le permitiría mover 240.000 toneladas de mercancías más al año, con una reducción de emisiones contaminantes del 80 %.

Por dónde

Desde Sárdoma. El Ministerio de Transportes realizará un nuevo estudio de las posibles alternativas de trazado para la salida sur y su conexión con Bouzas. El mismo ministerio ya licitó en el año 2000 un estudio al respecto, tras conocer el propuesto por UGT. En el 2007 se inició la información pública del trazado que cruzaba por el subsuelo de Vigo desde Urzaiz, pero en el 2010 se adjudicó otro estudio complementario debido a la cantidad de alegaciones presentadas. Nada más se supo hasta que la Xunta hizo por su cuenta otro estudio al respecto en el 2020.

De las distintas alternativas barajadas hasta ahora la respaldada por el Puerto es la de una línea de 5 kilómetros que se iniciaría en la esquina suroeste de la terminal de Bouzas con capacidad para trenes de 700 metros de largo que enlazaría por viaducto con el margen contario, entrando en túnel en el comienzo de la avenida de Europa. En túnel y falso túnel discurriría por Coia, plaza de América y Gran Vía para conectar bajo tierra en la avenida de Madrid con la salida sur de la estación que emergería en Sárdoma.

Afecciones

Temor al efecto trinchera. «Me opongo totalmente al tren de Bouzas rompiendo la ciudad», advirtió hace unos meses Abel Caballero tras conocer el dibujo del ramal ferroviario del Puerto que intuye abrirá una trinchera a su paso. «Es un desaguisado. Nunca voy a tolerar un tren en la ciudad», advirtió el alcalde, que sin embargo cuando era presidente del Puerto en 2006 consideraba dicha actuación como «vital». Llegó a hacer un contundente alegato con la entonces alcaldesa Corina Porro por no haber incluido el trazado del tren a Bouzas en el Plan General, pese a demandarlo PSA y el Puerto, según dijo. «Son los dos motores económicos de Vigo, y si le parece poco que lo diga», advertía. También ha modificado sus posiciones el presidente de la Xunta. Instó al Gobierno el pasado febrero a tomar decisiones que permitiesen hacer ya el proyecto conforme a la habitabilidad de la ciudad y sus habitantes y no someterlo a más estudios que lo demoren. «Ya sabemos que cuando no se quiere hacer una cosa hay que estudiarla de manera continua y constante para llegar a la parálisis», decía hace un mes, pero el miércoles admitió ante Ábalos que la salida sur vuelva a la mesa de estudios.

Coste y plazos

118 millones. El último estudio encargado por la Xunta sobre el ramal de Bouzas y la conexión del corredor atlántico con Portugal, eleva a 118 millones de euros el coste total del proyecto, con expropiaciones incluidas (862.700 euros). La salida sur, la que llevaría el tren de la estación de Urzaiz a O Porriño con un túnel hasta Sárdoma para seguir en paralelo a la autovía A-55 hasta un nuevo soterramiento bajo Puxeiros, sumaría 378 millones de euros más. El calendario de construcción y tramitación estimado por el Puerto para todo el proyecto es de diez años desde el inicio del estudio informativo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La hora de que el puerto de Vigo se suba al tren